"Nos encontramos al límite de nuestras fuerzas, exhaustos por el trabajo continuo e intenso"

Comunidad 02/09/2020 Por Primera Info
La Sociedad Argentina de Terapia Intensiva publicó una carta donde pide desesperadamente la colaboración de la sociedad para respetar las medidas de aislamiento, y denuncia que los médicos y médicas están agotados y cerca del colapso.
terpia intensiva

La Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI) publicó una conmovedora carta que invita a la reflexión y denuncia la grave situación que se vive en las unidades de terapia intensiva de todo el país, a medida que aumentan los casos de covid-19.

"Sentimos que estamos perdiendo la batalla. Sentimos que los recursos para salvar a los pacientes con coronavirus se están agotando" comienza el documento, que lleva la firma de Rosa Reina, la presidenta de SATI.

"La mayoría de las Unidades de Terapia Intensiva (UTI) del país se encuentran con un altísimo nivel de ocupación", indica la carta. Según el parte diario que difundió hoy el Ministerio de Salud, la ocupación de camas es del 69,2% en el Área Metropolitana de Buenos Aires y del 60,7% en todo el país, donde hay  2.314 pacientes adultos internados en cuidados intensivos. Claro que esos números son un promedio y que en ciertas regiones, ciudades u hospitales pueden llegar a ser mucho más altos.

El viernes pasado, SATI difundió un documento en el que la ocupación total de camas de terapia intensiva en el Conurbano bonaerense es del 87%, entre covid-19 y otras patologías; y aumenta al 90% en el sistema público de salud.

"Los intensivistas, que ya éramos pocos antes de la pandemia, hoy nos encontramos al límite de nuestras fuerzas, raleados por la enfermedad, exhaustos por el trabajo continuo e intenso, atendiendo cada vez más pacientes. Estas cuestiones deterioran la calidad de atención que habitualmente brindamos", manifiestan.

Poco a poco, médicos y médicas de diferentes especialidades comienzan a ser convocados para realizar tareas que no les son comunes, para garantizar la atención en las terapias intensivas. Más que las camas y los respiradores, desde SATI denuncian que el recurso humano es el más escaso.

"Sentimos que no podemos más, que nos vamos quedando solos, que nos están dejando solos; encerrados en Unidades de Terapias Intensivas con nuestros equipos de protección personal y nuestros pacientes, sólo alentándonos entre nosotros", continúa el desgarrador testimonio.

Al comienzo de la pandemia, eran comunes los aplausos a las 21 horas para el personal de salud y trabajadores esenciales. Poco a poco, esa práctica se fue abandonando e incluso sectores opositores al Gobierno y "anticuarentena" llegaron a realizar manifestaciones pidiendo que se levante el aislamiento.

"Sólo le pedimos a la sociedad que reflexione y que cumpla con tres simples pero efectivas medidas, recomendadas científicamente: Distanciamiento social (permanecer a 1,5 metros), uso de tapabocas (cubriendo nariz y boca), lavado frecuente de manos (con agua y jabón o alcohol en gel), no aglomerarse, no hacer fiestas, ¡No desafiar al virus porque el virus nos está ganando!", suplica la carta.

Y cierra: "Queremos ganarle al virus. Necesitamos que la sociedad toda nos ayude porque no podemos solos. ¡Por favor, ayudanos, quedate en tu casa! Ayudanos a disminuir el ingreso de pacientes. No queremos que vos seas el próximo".

De esa forma, la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva tuvo que salir a pedir por favor respetar las normas sanitarias para combatir la pandemia a una sociedad que reclama tomar un café en la vereda, visitar amigos o hacer reuniones numerosas, y que continuamente cuestiona el aislamiento impuesto por el Gobierno.

Hoy por la tarde también publicó un documento similar la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de La Plata, donde los docentes y médicos expresaron su "extrema preocupación" por la situación actual y llamaron a reflexionar y cumplir con las medidas sanitarias.
 
 
 

Te puede interesar