La organización Igualar busca que las obras sociales garanticen el acceso universal a elementos de gestión menstrual

Género 06/09/2020 Por Primera Info
La próxima semana se presentará un proyecto en el Congreso para declarar la gestión menstrual como "cuestión de salud pública".
gestion menstrual

La organización política Igualar busca crear un proyecto para promover la inclusión de la gestión menstrual en el Programa Médico Obligatorio con el fin de que las obras sociales y empresas de medicina prepaga garanticen elementos ecológicamente sustentables para las personas menstruantes como "un paso más hacia la libertad económica de las mujeres, condición fundamental hacia la equidad".

Carmela Moreau, asesora de la Jefatura de Gabinete, adelantó que la próxima semana el diputado nacional Nicolás Rodríguez Saa presentará el proyecto ante el Congreso, donde ya existen otras iniciativas que buscan declarar como política de salud pública medidas de gestión menstrual.

Este proyecto tendrá la particularidad de impulsar la obligatoriedad de la prestación a las obras sociales y empresas de medicina prepaga, para buscar que los beneficios "lleguen efectivamente a todo el universo de personas menstruantes".

Según el comunicado de Moreau, que es dirigente de la Asociación del Personal Legislativo, la asesora señaló la premisa de que la libertad económica de las mujeres es una condición fundamental para generar equidad. Y para muchas de ellas, la gestión de la menstruación representa un gasto significativo. En la propuesta del proyecto se promueve el uso de toallas reutilizables, la copa menstrual, pero también contempla el uso de antiinflamatorios en la provisión obligatoria.

Asimismo, fue señalado el aspecto ecológico y ambiental que el proyecto procura tener en cuenta ya que, de ser aprobado, contribuirá a la erradicación de toallas descartables y tampones que constituyen residuos patógenos, profundizando así en "el feminismo popular y el desarrollo sustentable".

La base de la propuesta es darle visibilidad a un proceso fisiológico no tenido en cuenta y que genera desigualdades económicas para las personas menstruantes en comparación con quienes no atraviesan dicho proceso. "En consonancia con los proyectos que piden que se declare una cuestión de salud pública, esta iniciativa garantiza que el acceso sea universal" finalizó Moreau en su cuenta de Twitter, donde comunicó detalles acerca del proyecto.

Foto: La Izquierda Diario

Te puede interesar