Azul: un empleado municipal irá a juicio por la muerte de un perro callejero

Región 06/09/2020 Por Primera Info
La infracción a la "Ley Sarmiento" podría significar al imputado una condena de prisión que va desde los quince días hasta un año.
azul perro calle

En la vecina ciudad de Azul se inició una investigación penal en mayo de 2018 por la muerte de un perro callejero. Hoy se encuentra a punto de convertirse en materia de un juicio luego de que un juez de Garantías dispusiera la elevación de esa causa para lo que será el futuro debate, según fuentes judiciales informaron al diario azuleño El Tiempo.

En 2018 se inició un sumario a causa de una infracción a la llamada "Ley Sarmiento", que castiga los malos tratos y actos de crueldad hacia los animales. El "Caso Socorro" se denominó así por el nombre del perro, que había sido recogido en la calle por un vehículo de la Municipalidad de Azul para, supuestamente, llevarlo a un canil que se encuentra en el ex Monte Frutal. Sin embargo, fue encontrado muerto posteriormente por proteccionistas en Las Flores y calle 305 en cercanías del hipódromo.

La idea de trasladarlo a los caniles surgió luego de una denuncia porque supuestamente habría mordido a un transeúnte. Sin embargo, esa persona aparentemente atacada por el can nunca se presentó ni fue individualizada.

El perro, a quien varios vecinos habían bautizado con ese nombre ya referido y se encargaban de alimentarlo en su condición de callejero, fue subido a un utilitario de la comuna en Moreno y Malére.

El imputado en la causa es Carlos Alberto López, empleado municipal de 54 años, será sometido a ese futuro debate que tendrá como escenario uno de los dos juzgados correccionales con asiento en el Palacio de Justicia de Azul.

El hombre está sindicado como el autor de lo sucedido con Socorro, un perro que -de acuerdo con lo investigado- fue muerto al ser atravesado su cuerpo con un fierro que interesó algunos de sus órganos vitales.

Aquella situación se produjo después de que una filmación registrara el momento en que el can era subido a un móvil de la Municipalidad de Azul. El hecho fue situado como sucedido el 18 de mayo de 2018 en horas de la tarde.

Días después, cuando Socorro fue hallado sin vida, inmediatamente se produjo una masiva reacción de repudio por parte de la comunidad en general y, en particular, de proteccionistas de animales.

Incluso, durante un acto por un nuevo aniversario de la Revolución de Mayo, le hicieron saber al intendente Hernán Bertellys, en el palco en el que se encontraba participando de aquella ceremonia patria, el descontento y el repudio por lo que había pasado con Socorro, a través de carteles donde se pedía que se investigara la muerte del perro callejero, un "mestizo macho, de aproximadamente 25 kilos, de pelaje marrón claro y de unos seis años de edad", según se menciona en la investigación penal.

La persona que denunció la desaparición del perro antes del hallazgo de su cadáver fue Mariana Zubiri, una vecina que se había ocupado de vacunar y castrar a Socorro y tenía pensado adoptarlo. La desaparición derivó en un pedido a la comunidad por parte de vecinos y proteccionistas para dar con su paradero hasta que finalmente se encontraron con el peor final.

En la causa penal se incorporó como prueba el video que que muestra el momento en que Socorro fue subido al auto perteneciente a la Municipalidad de Azul el 18 de mayo de 2018 en la intersección de Moreno y ex calle Córdoba. Aún circula la filmación por redes sociales y en la misma se puede escuchar el diálogo entre dos personas que hablan supuestamente del destino del perro. Uno de ellos dice "tiralo al diablo" y el otro responde "con lindos nenes se va a topar". Otras pruebas consisten en las fotografías del animal cuando fue encontrado sin vida.

Las personas que cuidaban al perro se encargaron de que un veterinario le realizada una autopsia que logró determinar que Socorro "poseía un fragmento de metal en la cavidad abdominal, que seguramente se habría desprendido de un elemento de mayor porte que provocara las heridas mortales", citado en la investigación penal. Así, se logró determinar que lo mataron entre el 18 y el 20 de mayo de 2018. También, que la causa de muerte fue un elemento punzante y metálico que atravesó su cuerpo y afectó varios órganos vitales.

López, el trabajador municipal acusado de esta infracción a la Ley 14.346 relacionada con esos ya referidos "malos tratos y actos de crueldad a los animales" había sido citado a indagatoria por aquel hecho por el que ahora ya se sabe que va a ser juzgado.

El hombre se encargaba del traslado de los animales al ex Monte Frutal y otras actividades relacionadas, como la manutención de los caniles, la recolección de alimentos para los perros en carnicerías y el traslado de los mismos para su castración y atención veterinaria.

Durante la audiencia el imputado declaró, asistido por la defensora oficial Mariana Mocciaro, que negaba haber sido responsable de la muerte del perro. El relato, según se sostiene desde la Acusación, quedaba desvirtuado por las pruebas incorporadas a la causa. Asimismo, se mencionó que sus dichos estuvieron enmarcados en una "versión oficial" siguiendo aparentes indicaciones de sus superiores, entre ellos, funcionarios municipales para deslindar la responsabilidad del acto de maltrato animal.

El hecho de que López haya sido la última persona en tener contacto con Socorro, que nunca llegó a los caniles y murió ese mismo día, lo involucran en el hecho, según se concluye en las actuaciones penales relacionadas con el suceso.

En su Artículo 1, la Ley 14346 señala textualmente: "Será reprimido con prisión de quince días a un año, el que infligiere malos tratos o hiciere víctima de actos de crueldad a los animales". En este contexto ha sido encuadrado a escala penal el "Caso Socorro".

"Creyeron que se trataba de un perro por el que nadie iba a reclamar. No quiero que esto pase más. Quién sabe cuántos perros mataron de este modo, sin que nadie protestara por ellos. En este caso, se equivocaron. No quiero escraches, no quiero venganza, no quiero violencia. Solamente que no pase más", había dicho Mariana Zubiri no bien el "Caso Socorro" tomara estado público y se iniciara esta investigación penal próxima a convertirse en materia de un juicio.

Fuente y foto: Diario El TIempo

Te puede interesar