Dos olavarrienses están haciendo su casa con el sistema de bioconstrucción

Comunidad 23/09/2020 Por Primera Info
Ayelén y Martín comenzaron el proyecto de su hogar en 2019 buscando alternativas a la construcción tradicional, aprendiendo y experimentando con técnicas con conciencia ambiental.
bioconstrucción

Ayelén Gioia y Martín Estrada adquirieron un terreno en 2019, con el proyecto de construir su casa. Pero su interés estaba puesto en alternativas a la construcción tradicional para levantar su futuro hogar.

"Nosotros conocíamos a Ruth Angeletti y Nicolás Burgart, que ya cuentan con su proyecto de permacultura en Olavarría construyeron con el método de bioconstrucción" contó Ayelén a Primera Info. Así, conociendo esa experiencia, dieron con una película en YouTube llamada "El barro, las manos, la casa", filmada en El Bolsón, donde el albañil dedicado a este tipo de construcción muestra y enseña las diferentes técnicas posibles para construir con tierra cruda. Es decir, una mezcla compactada de arcilla húmeda y arena. 

"A partir de ver la película se despertó en nosotres las ganas de conocer y de experimentar la bioconstrucción, por esa razón en el mes de julio del 2019, nos acercamos a una minga que se realizaba en la casa de Matías y Lorena" narró Ayelén. Las "mingas" son jornadas de construcción natural de carácter solidario. Allí, cada personas se acerca a conocer las técnicas de los demás y aportar sus manos y su conocimiento para lograr un aprendizaje recíproco, fomentando la cooperación comunitaria para la construcción de la casa o proyecto que se lleve a cabo en el lugar. Ayelén describió las jornadas como un ámbito de "total compañerismo donde se busca unir lazos con el otre" y así colaborar a la concreción del proyecto de vivienda de las familias.

En el caso de Martín y Ayelén, luego de compartir y aprender distintas técnicas en las mingas, su propia construcción comenzó en octubre de 2019. "En un principio teníamos un diseño, pero poco a poco fue tomando forma y nos decidimos por uno en particular".

La técnica que utilizaron para la construcción de los cimientos es conocida en bioconstrucción, pero ellos han decidido denominarla "bolsas de papa con piedra apisonada". Luego llegó el turno de las columnas de eucalipto que sostienen el techo y las paredes fueron levantadas con la técnica de quincha seca con paja de trigo y revoques de barro.

bioconstruccion piso
A esta altura de 2020 la pareja se encuentra en la etapa de revoques gruesos, dado que antes de construir se realizan pruebas mezclando tierra, arena y paja y experimentar hasta encontrar la proporción correcta para construir. "La construcción natural no está basada en una fórmula como lo es el cemento, por ende hay que ir probando distintas tierras y ver cuál es la indicada para dar buenos resultados en las paredes" explicó Ayelén.

Las casas de barro "respiran y regulan la humedad del ambiente", lo que sumado a propiedades sanas que el cemento no posee, las hace "el mejor lugar para vivir". Según la técnica que se utilice, se pueden obtener ambientes térmicos que convierten a la casa en un lugar fresco en verano y cálido en invierno, favoreciendo el ahorro de energía. Sin dudas, la bioconstrucción es una alternativa muy completa para mitigar el alto impacto sobre el medio ambiente que ha crecido exponencialmente en todo el mundo durante los últimos años.

bioconstruccion
Ayelén manifestó que "falta mucho por aprender y el camino que se emprende es largo pero gratificante. Nos gustaría poder terminar con nuestra casa pero también ayudar a concretar más proyectos y a través de lo educativo formar más conciencia ambiental y cuidado de nuestro planeta".

El avance de este proyecto puede verse paso a paso en "Valinor - Bioconstrucción", la página de Facebook de Ayelén y Martín.

Adquirir los materiales

En este proyecto y siguiendo los pasos de una construcción con conciencia ecológica, Martín y Ayelén utilizarán un biodigestor para aguas negras, es decir, los desechos del inodoro. Este elemento puede adquirirse industrializado, pero también construirse de manera casera con contenedores plásticos de 200 litros. 

Para el agua de ducha, lavado de manos y utensilios de cocina realizarán un tratamiento de aguas grises. Esto es, reutilizando aguas jabonosas que también se pueden implementar para huerta y regado de plantas.

La tierra puede ser reutilizada de cimientos o a través de distribuidores de materiales, esta tiene que ser sin materia orgánica. La arcilla para revoques puede conseguirse en canteras que comercializan o en Loma Negra y Sierras Bayas.

En cuanto a los demás servicios, la instalación eléctrica es igual a la de una casa tradicional. Para el agua caliente se suelen utilizar termotanques solares y para calefaccionar la opción más frecuente es la estufa rusa o Rocket, que cuenta con mayor eficiencia térmica.

"Después hay que invertir en todo lo que lleva una casa, por supuesto. Grifería, instalaciones, pero para el techo se utilizan 'techos vivos', aunque nosotros utilizamos chapa para la recolección de agua de lluvia".

bioconstruc

Bioconstrucción en Olavarría

Según contó Ayelén, en nuestra ciudad hay muchas personas que se han interesado en este tipo de construcción. "Por ahora conocemos 8 familias, algunas ya viviendo en sus casas y otros con proyectos de construir. En las mingas vas conociendo a muchas personas que desean concretar sus casas, quizás existen dificultades propias de la economía individual, al no poder acceder a terrenos a precios accesibles".

En Olavarría fue aprobada en 2015 una ordenanza relativa a la promoción de la construcción con tierra cruda y otros métodos naturales. En la misma se especifica que es posible este tipo de construcción con materiales disponibles en la zona "en la forma que no contravengan lo establecido en las reglamentaciones urbanísticas y edilicias vigentes".

Asimismo, propone el cumplimiento de la promoción de espacios de capacitación para profesionales y empresas vinculadas al sector de la construcción y campañas educativas de concientización y para superar prejuicios sociales que puedan obstaculizar la construcción con tierra cruda y otros materiales naturales. También estos métodos han sido incluidos en el Código de Construcción Local. 

Esta metodología está creciendo y siendo difundida alrededor del mundo y en nuestra ciudad ya pueden verse casas "de barro" que cuentan con todas comodidades que hacen a un hogar, sumado al aporte que esto representa para mitigar el impacto ambiental y a la creación de conciencia ecológica para sumar el propio grano de arena a modos de vida más sustentables.

Te puede interesar