La generación de empleo político y el Frente Grande que ya es Chico

Política 04/10/2020 Por Primera Info
POR ROBERTO PEÑAYOS. COMENTARIO POLITICO DE LOS DOMINGOS. “Los muertos que vos negáis”, dicen los españoles sobre las extrañas estadísticas bonaerenses. La comisión de Transporte y la creación de más empleo. Los herederos de “Chacho” Alvarez y Pino Solanas no saben qué hacer para conseguir un empleo político.
POLITICA
POLITICA

Cuando mis amigos españoles se enteraron del ocultamiento, omisión o lo que fuere de los 3.500 fallecidos en la provincia de Buenos Aires, inmediatamente pensaron en una leyenda de su país.

Los valencianos cuentan que cerca de Alicante existe un pueblito en el que no registran a los muertos porque eso les da la idea de que no se les reduce la población, y que el número de vecinos permanece inalterable a través del tiempo.

Son pueblos como aquel “blanco” de Serrat en el que la gran mayoría se ha muerto o se ha ido en busca de “otros rumbos”.

En la provincia de Buenos Aires el dilema parece ser diferente. Se supone que el gobierno provincial quiso demostrar que tenía menos decesos que la Capital Federal y eso los habría llevado a disfrazar los números.

La política tiene esas cosas y todo parece ser un simulacro, un “como si” para engañar a los votantes que continúan dejándose llevar por las emociones y no por las razones.

Mientras Alberto Fernández hace malabares para disimular el apriete de Cristina y de su cristinismo, Sergio Massa parece blindado por los medios porque nadie lo inquiere por temas tan trascendentes como el de la reforma judicial o la toma de tierras.

Hasta ahora el líder del Frente Renovador se pasea con Máximo Kirchner, se muestra con él permanentemente y a la vez se va cavando la fosa. El hijo de la Vice es una persona muy mal vista porque jamás trabajó y aun así tiene un patrimonio de unos 4 millones de dólares.

Milagros, que le dicen.

El país del diálogo que prometió el Presidente es todavía una promesa y la cruda realidad es una pobreza infinita en medio de una economía prácticamente destruida.

Los empleos políticos

El Intendente local, Ezequiel Galli, ya no sabe qué hacer para detener al virus. Los casos aumentan como en todo el interior bonaerense y ha puesto en jaque a todos los municipios.

Los jefes comunales de la oposición han encontrado en el sistema de fases una manera de inquietar al gobierno provincial que pugna por someterlos en virtud de una presunta estrategia sanitaria, que al fin de cuentas resultó un fracaso.

Esa es la paradoja. El gobierno bonaerense pretende embarcarlos a todos en una política que sólo ha dado resultados adversos.

¿Y quién quiere ser parte de una derrota?.

Es por ello que algunos jefes comunales prefirieron preservar sus sistemas económicos, caso Tandil u Olavarría, porque saben que si se someten a la lógica provincial acabarán mendigando unos pesos para los gastos mínimos, ya sean de personal como de funcionamiento. Y por experiencia propia tienen conciencia de que la dependencia económica les irá a hacer perder la soberanía política.

Pero los políticos no escarmientan, fundamentalmente el massismo que no sabe dónde crear más empleo político. Ya estuvo en la ciudad el director ejecutivo de la CNRT (Comisión Nacional de Regulación de Transporte) José Arteaga, a quien le cederán un espacio en la Terminal de Omnibus para la instalación de las nuevas oficinas del ente regulador de transporte nacional.

Es decir, más empleo político para el massismo que ya tiene un empleado en Ferrocarriles, un concejal que quizás sólo ha visto un tren cuando alguna vez se lo topó en la Estación local y de pura casualidad.

¿Frente Grande o Chico?

Pero para algunos que se dicen políticos, esta actividad no culminaría con un servicio para la gente sino con un empleo que le permita engrosar sus ingresos.

Los políticos argentinos siguen creyendo que el Estado es una vaca lechera de provisión infinita, y por eso nacen tantas agrupaciones. Y por ello –además- hay tanta demanda de empleos políticos y tanta presión para conseguirlos.

Ahora, con el afán de exprimir aún más la teta del Estado que no es la de la mujer/novia/pareja del diputado Juan Ameri, ha nacido una agrupación que pretende ser la continuidad del Frente Grande, al que la deserción de “Chacho” Alvarez y las chantadas de Pino Solanas lo hicieron chico.

En este grupo están algunos ignotos políticos y otros que sólo buscarían la oportunidad de lograr algún empleo político y nada más que eso. Existen en este espacio muchos que han probado de todo, desde el peronismo hasta el lilismo, pero ninguno se destacó por nada.

Pero en la Argentina la política sigue siendo la actividad más redituable.

Te puede interesar