España, Argentina y Venezuela un solo corazón, y ahora hay carpas céntricas

Política 25/10/2020 Por Primera Info
POR ROBERTO PEÑAYOS. COMENTARIO POLITICO DE LOS DOMINGOS. La pandemia renovó el Estado represivo. Es lo que está pasando en países como España, Argentina y Venezuela. Pero seguro que hay más. El virus ya es funcional para los autoritarismos. Las carpas eternas y la revolución permanente. La oposición local suma radicales.
POLITICA
POLITICA

Ni París es una fiesta ni Madrid es lo que era. Mis amigos españoles me comentan que la gente ya no tolera más las cuarentenas obligatorias, ni los toques de queda ni nada. Para colmo, como una vuelta al franquismo, ahora piensan aplicar toque de queda hasta mayo. En eso le ganaron por muerte a Alberto Fernández. En el mundo hay una competencia absurda entre el presidente argentino y el primer ministro español para ver quién mantiene a la gente encerrada por más tiempo.

Efectivamente, los madrileños dicen que el virus no puede traer de regreso al franquismo y temen que España se termine pareciendo a la Argentina por su obsesión con la cuarentena. “Así como vosotros dicen que el país puede ir rumbo a Venezuela, aquí temen que el nuestro se parezca al suyo” me dice Juanca, sin temor a ofenderme y como si estuviera expresando una verdad irrefutable.

En Cataluña, Xavi, un “fana” del Barsa, ya no sabe de qué angustiarse porque a la mala campaña de su equipo se le suma ahora esta política represiva nacional.

El turismo español abandonó la idea de venir a la Argentina porque tiene miedo que le expropien hasta los regalos que se piensan llevar.

Pero palpitan el día de comer un asado con productos de la huerta orgánica de Grabois en Entre Ríos. “Allí hay dos cosas naturales para los argentinos -bromea Xavi-, los productos orgánicos y el robo de tierras”.

Todo es igual

De tanto combatir la política económica de Macri, al final terminaron haciendo cosas parecidas. En la Argentina volvió el dólar ingobernable, los salarios dinamitados y ahora retornan los aumentos de tarifas. Pero dicen que los kirchneristas se la rebuscan y los compran más baratos en cuevas K.

Como la historia ya se parece a una sucesión de datos consensuados, como decía Napoleón, y quienes no la vivieron la reinventan, los relatos van suplantando los programas políticos y las ideas son inexistentes. El Gobierno repite casi como una letanía “no vamos a devaluar” y lo que aviva es el pensamiento contrario.

En la Argentina ya no hay tierra segura y todo el mundo teme que alguien le usurpe su propiedad. El país ya es ridículo, un grotesco insoportable. Quienes se mostraban como alternativas de centro, terminaron sometidos a uno de los polos en los que se ha atomizado la política nacional. Roberto Lavagna es parte del Frente de Todos y lo mismo ocurrió con el massismo, que cree que el centro es uno de los extremos.

Un lote en el Centro

En Olavarría, un grupito de gente se plantea llevar a cabo un conflicto interminable. El objetivo no parece ser resolverles el problema de vivienda a unas cinco familias sino acampar en pleno centro y arremeter contra el gobierno municipal.

El radicalismo sigue votando en contra de su propio bloque y se arriesga a quedar afuera de la lista de concejales del año que viene. Celeste Arouxet ya es parte de la agrupación de Jorge Larreche y actúa como una opositora más.

Algunos radicales no funcionan en las alianzas y sienten culpa de ejercer el poder. Por lo tanto, siempre están buscándole el pelo al huevo para ser inorgánico. El Frepaso funcionó de esa manera hasta que desapareció sin pena ni gloria sumergido en la mediocridad de sus dirigentes.

El Frente de Todos es la única oposición genuina, hacen lo que deben hacer y han logrado arrastrar al resto de los bloques que se dicen opositores. El kirchnerismo, entonces, ha sabido explotar las dudas de los otros bloques opositores y las indecisiones de algunos díscolos de Cambiemos.

¿Es mérito del kirchnerismo o incapacidad del oficialismo?. Ambas cosas. Casi siempre las variables se concurren y así como el macrismo hizo todo lo posible para que vuelva el kirchnerismo, éste está haciendo lo necesario para perder las elecciones de 2021.

Argentos y narcos

A veces hay que jugarse y hay circunstancias en las que no queda otra alternativa. No en vano los españoles ocuparon las calles para impedir que el gobierno les viole sus libertades. Para ellos Franco es un mal recuerdo y no le permiten a nadie que, aún en nombre de un virus, se atreva con sus libertades.

Con los Grabois, las usurpaciones y la impunidad que existe hoy en el país (otra que inversores…), ya ni los narcos se animarían a venir a invertir algún peso en la Argentina.

Te puede interesar