Marcha y pañuelazo: "el aborto existe y está entre nosotras"

Género 18/11/2020 Por Primera Info
Esta tarde se realizó una marcha con pañuelazo por el aborto legal. Diversas organizaciones se manifestaron con pañuelos y glitter. Primera Info dialogó con las Socorristas acerca de su trabajo en pandemia.
Marcha Pañuelazo Aborto
_MG_8399

Esta tarde se llevó adelante una nueva marcha por la legalización del aborto. El proyecto de ley fue enviado ayer al Congreso Nacional por Alberto Fernández, acompañado del mensaje en sus redes sociales “siempre fue mi compromiso que el Estado acompañe a todas las personas gestantes en sus proyectos de maternidad y cuide la vida y la salud de quienes deciden interrumpir su embarazo. El Estado no debe desentenderse de ninguna de estas realidades”.

La marcha y el "pañuelazo" federal se realizaron en varios puntos del país donde hay militancia de la Campaña Nacional por el Aborto Legal. En Olavarría la convocatoria fue a las 17 horas en el parque Mitre, partiendo desde Necochea y Brown y culminando en el Paseo Jesús Mendía. Allí se realizó el "pañuelazo" y pudieron escucharse cantos alusivos a la Campaña por parte de las organizaciones y personas autoconvocadas que asistieron.

_MG_8381
Casandra Muñoz del Campo, integrante de Socorristas Olavarría, contó a Primera Info que la actividad de hoy es consecuencia de muchas otras que se realizaron durante noviembre para "darle presión a que finalmente el Ejecutivo mande el proyecto al Congreso".

"Acá en Olavarría con diferentes organizaciones decidimos que era importante darle visibilidad a esto porque estamos dentro de la Campaña" señaló Casandra. En la movilización de hoy se encontraban presentes las Socorristas, la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir, el Plenario de Trabajadoras del PO, la organización Cara de Bicicleta, el Frente Ni Una Menos de Olavarría y personas independientes autoconvocadas.

_MG_8368
Respecto al proyecto de ley que fue presentado, Casandra indicó que "es realmente un hecho histórico que un Presidente y su equipo tengan esta preocupación, sí es real que se tardó mucho. El aborto existe y está entre nosotras". 

El proyecto presentado por el Ejecutivo tiene algunas diferencias con el propuesto por la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Una de ellas es la objeción de conciencia.

La iniciativa enviada por Alberto Fernández contempla en el artículo 10 que el o la profesional de la salud tienen derecho a ejercerla, pero deberán derivar de buena fe a la paciente para que sea atendida por otro u otra profesional en forma temporánea y oportuna, sin dilaciones, así como adoptar las medidas necesarias para garantizar el acceso a un aborto.

"No creemos que la objeción de conciencia tenga que estar reglamentada por ley" manifestó Casandra y a su vez mencionó que tampoco se está de acuerdo desde la Campaña con que haya una respuesta a la persona que quiera realizarse un aborto a los 10 días de su solicitud, dado que "eso pondría en complicaciones a aquellas personas con capacidad de abortar que estén cursando la semana 14 de gestación".

Eugenia del Campo, de Socorristas Olavarría también agregó que "seguimos teniendo objeción de conciencia y bajó la penalización, pero eso no lo voy a agradecer, porque en el imaginario colectivo hay penalización y entonces el aborto no es legal".

_MG_8414
El Proyecto de los "1000 días"

Junto con el proyecto de aborto legal, el gobierno envió el denominado "Plan de los mil días", que contempla un refuerzo de la asistencia sanitaria a la persona gestante y de sus hijos o hijas durante los primeros 3 años de vida.

Las medias que allí se proponen consisten en la creación de una nueva Asignación Universal por Cuidado de Salud Integral, una suma de dinero anual por cada niño o niña menor de 3 años que cumpla con el plan vacunatorio; la extensión del pago de la AUE a nueve mensualidades en lugar de seis; la ampliación del pago por Nacimiento y por Adopción; la provisión gratuita de insumos esenciales durante el embarazo y para la primera infancia; la creación de un Sistema de Alerta Temprana de Nacimientos, para garantizar el derecho a la identidad de recién nacidos; la propuesta de políticas de género en la detección temprana de violencia de género o sexual en personas embarazadas, niños, niñas y adolescentes; y la capacitación del personal para el cumplimiento de lo establecido en dicho proyecto.

Al respecto, Casandra Muñoz del Campo opinó que "bien sabemos que uno de los discursos era el de presentar una asistencia para aquellas personas que por situaciones económicas decidieran abortar. Nosotras, Socorristas, sabemos que para todas aquellas personas con capacidad de gestar lo económico no es un punto fundamental por el cual decidan abortar".

_MG_8421
Y en esa misma línea, teniendo en cuenta que la situación de pandemia ha agravado la situación de vulnerabilidad de las personas feminizadas, sobre todo por la precariedad laboral, agregó que el Plan de los mil días "será una herramienta que servirá a aquellas que necesitan de esa ayuda y no ven como posibilidad el aborto si acompaña y da una respuesta real e integral, no solamente económica, porque la maternidad no es un hecho que se resuelve de un día para el otro y a veces un subsidio no te resguarda del movimiento emocional que genera una maternidad". 

Eugenia, también integrante de Socorristas Olavarría, al indagar sobre la utilidad real de las herramientas de este proyecto, manifestó que "se quedó a medio camino". "Somos las mismas mujeres que abortamos que las que parimos, criamos, postergamos nuestras vidas y no es muy augurioso un proyecto que no profundiza realmente en derechos concretos".

"Parece que fue un proyecto que salió para equilibrar algo entre celestes y verdes y en el medio estamos nosotras, las mujeres. Las verdes también elegimos y ejercemos maternidades, nos interesa y teníamos mucha expectativa respecto a qué derechos contemplará y cómo se va a encarar el Proyecto de los Mil Días" sentenció.

Respecto a la perspectiva de género, desde Socorristas consideraron que se intenta tenerla en este proyecto, pero que no se logra del todo. "En un momento decido maternar, en otro decido que no y en ambos tengo que tener leyes que me contemplen completamente, no solamente como un cuerpo" indicó Eugenia.

El trabajo de las Socorristas en pandemia

Las Socorristas de Olavarría y de distintos puntos del país dedican su tiempo y ponen el cuerpo al acompañamiento de personas que desean acceder a un aborto y se aseguran de que no recurran a métodos clandestinos que podrían atentar contra su vida o su salud.

La Red de Socorristas es una articulación de colectivas de Argentina que da información y acompañamiento a mujeres y personas con capacidad de gestar que han decidido interrumpir embarazos inviables para ese momento de sus vidas. Se busca que lo hagan de manera segura y cuidada y siguiendo los protocolos de la Organización Mundial de la Salud.

Según contó Casandra, el trabajo que han realizado en pandemia fue más que en contextos no pandémicos, buscando estrategias para continuar con el acompañamiento, implementando la virtualidad y atendiendo a los cuidados biosanitarios necesarios.

"La pandemia implica estados de mayor vulnerabilidad, poder hacer el acompañamiento en cada momento fue un trabajo de ingeniería socorril extraordinario y tengo que decir re orgullosa que lo logramos, porque no dejamos a ninguna mujer sin acompañamiento" agregó Eugenia.

El trabajo implicó derivaciones al sistema de salud, asegurarse de que se reciban los casos, acompañar en el post aborto y procurar el acceso a métodos anticonceptivos seguros, de calidad y adecuados para cada persona.

Marcha aborto paseo mendía
En este sentido, ambas socorristas destacaron el trabajo realizado en conjunto con profesionales de la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir. Las médicas que la integran cumplen con la condición de poder garantizar abortos a través del ILE (Interrupción Voluntaria del Embarazo). 

"Así como tenemos compañeras extraordinarias en el sistema de salud, también hay médicos en el Hospital que no tienen la voluntad de acompañar o de decirle a la persona que desea abortar que existe un programa de acompañamiento. Esa obstaculización de la información es un delito, pero el sistema no lo ve como tal" explicó Eugenia.

_MG_8394
Durante la pandemia las Socorristas han estado articulando con el Programa de Salud Sexual y Reproductiva de Olavarría y con la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir y lo destacan como algo importante y positivo. Al existir una comunicación fluida y una presencia del sistema de salud público, lo que resta de ahora en más es reunirse para decidir estrategias de acción para un trabajo que no cesa, que acompaña y que garantiza derechos.

Te puede interesar