El Museo Hermanos Emiliozzi homenajeará desde el domingo 22 al Maestro Octavio Sabattini

Cultura local 21/11/2020 Por Primera Info
Sabattini fue músico, director de orquesta, copiloto de Dante Emiliozzi, director del Conservatorio de Música y de la Orquesta Popular Municipal.
Cultura-Maestro-Sabattini-1024x682

El domingo 22 de noviembre es el Día de la Música y el Museo Municipal Hermanos Emiliozzi recordará a Octavio Sabattini, notable Maestro de Música que estuvo fuertemente vinculado a los Gringos. Cuando Torcuato dejó de ser copiloto de Dante, el Maestro Sabattini tomó ese lugar.

El homenaje será a través de la virtualidad, utilizando las redes sociales del museo. Durante toda la semana podrán verse videos, imágenes y anécdotas que plasmarán la vida de Octavio Sabattini. Para ello fue convocado el Maestro Diego Lurbe y diferentes músicos y la familia Sabattini aportó fotos que podrán verse en las redes sociales.

Desde el Museo Hermanos Emiliozzi detallaron que "la pasión por la música fue en Octavio semejante a la de los Emiliozzi por la mecánica y las carreras. El Maestro Sabattini formó parte de la historia grande de Olavarría y dejó una huella imborrable dentro de la cultura y el deporte".

Vida y obra

El Maestro Sabattini fue músico, director de orquesta y acompañante de Dante Emiliozzi, así como director del Conservatorio de Música y de la Orquesta Popular Municipal.

Nacido en Sierras Bayas, a los 17 años se recibió como alumno aventajado en teoría, solfeo y piano. A los 19 años su pasión musical lo llevó a Capital Federal, donde tocó con un quinteto que se presentaba en la confitería Premier de la avenida Corrientes. Allí conoció a Astor Piazzolla, Julio De Caro, Osmar Maderna, entre otros.

Formó parte de la gran embajada artística olavarriense, encabezada por el intendente Carlos V. Portarrieu (1965) que viajó a Uruguay para actuar en un recordado encuentro de confraternidad argentino-uruguayo en el teatro Solís de Montevideo. El teatro Solís en Uruguay es como el Colón en Bs. As.: los aplaudieron de pie y Octavio Sabattini se emocionó  hasta las lágrimas, guardando para siempre un recuerdo imborrable en su carrera musical.

Octavio “el Pelado” Sabattini, vivía a la vuelta del taller de los Emiliozzi. Y mirando entusiasmado como trabajaban los hermanos, inició una amistad que se remonta a los comienzos de los Gringos en las carreras de Ford T. Los acompañó tanto en el taller como en la ruta de la carrera.

Su debut en el TC, como acompañante de Dante, se produjo en la vuelta de Entre Ríos de 1968 corriendo 7 competencias en la butaca derecha del Baufer, y 2 en el Halcón.

Te puede interesar