PrimeraInfo recomienda: qué ver este finde lluvioso en los servicios de streaming

Espectáculos 21/11/2020 Por Primera Info
Te recomendamos un estreno, un clásico y una serie que podés encontrar en Netflix y Amazon para ver este finde, con o sin tortas fritas.
pochoclos
pochoclos

En esta sección recomendaremos contenido que podés encontrar fácilmente en Netflix y Amazon. Para este sábado con lluvia, que pinta para largo, te recomendamos un estreno, un clásico, una serie y alguna sorpresa, rareza o película que sí o sí hay que ver en el Bonus Track al final de la nota. Luces, cámara, acción.

El estreno

A star is born, o Nace una estrella (Amazon). Si, la de Lady Gaga y Bradley Cooper. Esta peli es una remake de "What price Hollywood?", la historia escrita por Adela Rogers St. Johns en los años 30, con Cooper por primera vez en la silla del director, con gran éxito, debo agregar.

La historia sigue a Jackson (Cooper), una estrella de country con problemas de consumo de sustancias, que descubre a Ally (Lady Gaga), una joven y talentosísima cantante de la que además se enamora. Mientras ella despega en el camino al estrellato, la carrera de Jackson se va apagando.

Algo digno de destacar es ver en la pantalla una Lady Gaga despojada de su excentricidad, más vulnerable y puro talento. La química con su co estrella y director Bradley Cooper es notoria, tanto que les dejó varios problemas con los tabloides luego del estreno de la cinta.

Correcta, bien escrita y dirigida, esta película nos lleva junto con Jackson a su debacle, mostrándonos la peor cara de la depresión, la pérdida de la seguridad y la personalidad, pero sobre todo del rumbo. Por otro lado, tenemos el contraste de la conformación de Ally como artista, la superación personal, la historia de amor entre ambos, todo en el contexto a veces cruel y superficial del mundo del espectáculo. 

Pero no todo es bajón, en la peli hay pequeños momentos para el humor, pero sobre todo para la música, la gran protagonista. Esta joyita que le valió el Oscar a Gaga vuelve loco al público en la peli y en la vida real también:

El clásico

Inglourious Basterds, o Bastardos sin gloria (Netflix). Si, seguramente ya viste el clásico de Quentin Tarantino que conjuga 4 idiomas, mucha sangre, un soundtrack intenso como Taranta nos tiene acostumbrados y escenas que hoy en día ya son referencias en la cultura popular. Pero siempre es un buen momento para volver a verla. Y si aún no la conocés, corré a darle play que no te vas a arrepentir.

¿Por qué? Con los infaltables toques, en este caso más sutiles pero presentes en los diálogos brillantes, de spaghetti western, Tarantino nos lleva a través de capítulos a conocer la historia de sus personjes. Shosanna Dreyfuss (Mélanie Laurent ), judía y la única sobreviviente de su familia a un ataque nazi; el teniente Aldo Raine (Brad Pitt), capitán de los Bastardos y ansioso por matar nazis; Bridget von Hammersmak (Diane Kruger), actriz alemana y no sólo una cara bonita; y el hombre que se lleva todos los aplausos, el coronel Hans Landa, de la SS, brillantemente compuesto por Christoph Waltz.

La sola interpretación de Waltz justifica el visionado de esta película. Sádico, con impecables modales, políglota y maquivélico, nos dejó momentazos inolvidables como Landa, el "cazador de judíos".
La película ha sido definida como una catarsis donde se hace justicia en la pantalla ante acontecimientos aberrantes de la historia mundial. Mientras lo hace, Tarantino nos arranca risas y, aunque la opinión haya estado dividida en su momento, es un clásico indiscutible a 11 años de su estreno.

La sinopsis oficial: 

Segunda Guerra Mundial (1939-1945). En la Francia ocupada por los alemanes, Shosanna Dreyfus (Laurent) presencia la ejecución de su familia por orden del coronel Hans Landa (Waltz). Después de huir a París, adopta una nueva identidad como propietaria de un cine. En otro lugar de Europa, el teniente Aldo Raine (Pitt) adiestra a un grupo de soldados judíos ("The Basterds") para atacar objetivos concretos. Los hombres de Raine y una actriz alemana (Kruger), que trabaja para los aliados, deben llevar a cabo una misión para hacer caer a los jefes del Tercer Reich. El destino quiere que todos se encuentren bajo la marquesina de un cine donde Shosanna espera para vengarse.

bastardos sin gloria

La serie

The Politician (Netflix). Extravagante, excéntrica, cargada de discursos sociales aunque parezca frívola en un principio, esta serie pasó más inadvertida de lo que debería. Dirigida por Ryan Murphy (Glee, American Horror Story), nos ofrece una mezcla de humor, cultura centenniall, diversidad, política, conciencia de clase, meritocracia y cómo todos estos elementos y más se utilizan en discursos políticos.

El protagonista, Payton Hobart (Ben Platt) es un joven ambicioso sin sentimientos demasiado profundos por nadie, que supo desde pequeño que sería presidente de los Estados Unidos. El primer paso para lograrlo será manejar el panorama político del colegio secundario y ser elegido Presidente del Consejo Estudiantil. De esta manera, Payton buscará asegurarse un lugar en Harvard, mientras transita un ciclo lectivo lleno de manipulaciones, estrategias políticas, pérdida de la moral y la quintaesencia del ciudadano norteamericano: los delirios de grandeza.

La serie es una crítica burlona a las argucias políticas del país y también del mundo, al servicio de intereses de pocos. También, con situaciones desopilantes y exageradas, nos muestran cómo este mundillo de la política se convierte muy fácilmente en un espectáculo donde prima el más lindo y el del mejor chamuyo.

the politician

El Bonus Track

Dark Tourist (Netflix). Es una serie documental dirigida y protagonizada por el periodista y documentalista neozelandés David Farrier. 

En primer lugar vale la explicación. El turismo negro, tanatoturismo o turismo oscuro es una forma de turismo que envuelve a los viajes a sitios asociados con la muerte, la tragedia y lo tétrico. Es un turismo alejado de las prácticas convencionales en ciudades, playas y monumentos.

Dark tourist es una serie documental de 8 capítulos. En cada uno, Farrier visita una parte diferente del mundo: Latinoamérica, Japón, Estados Unidos, Asia Central, Europa, Sureste de Asia, África y nuevamente Estados Unidos.

Así, nuestro protagonista hace un tour en Colombia con un sicario de Pablo Escobar; explora un pueblo abandonado con altos niveles de radiación en Fukushima; participa de un ritual indonesio donde desentierran a los muertos y los veneran; realiza un tour de las locaciones de los asesinatos de Jeffrey Dahmer; asiste a un festival de magia vudú en Benín, entre otros destinos truculentos.

Durante los viajes, Farrier reflexiona acerca del creciente número de adeptos que tiene este tipo de turismo. “Quizás el fin último del turismo oscuro sea sentirse más feliz de estar vivo" o que "siempre es bueno volver a casa".

david farrier

Te puede interesar