El campo parará por 3 días en rechazo al cierre de las exportaciones de maíz

Nacional 06/01/2021 Por Primera Info
Sin la adhesión de Coninagro, las entidades de la Mesa de Enlace iniciarán un cese de comercialización de granos a partir del lunes próximo. Solicitaron al gobierno revisar la medida.
paro campo

Tras casi dos horas de reunión por zoom, un sector de la Mesa de Enlace anunció un cese de comercialización de todos los granos desde las 0 horas del lunes 11 hasta las 24 del miércoles 13 de enero, en rechazo al cierre de las exportaciones de maíz, que implementó el ministerio de Agricultura la semana pasada, una medida que fue rechazada por un amplio sector de la cadena agroindustrial.

Si bien hubo coincidencias entre las cuatro entidades agropecuarias que integran la Mesa de Enlace en rechazar la medida oficial, a la que definieron “perjudicial” para el campo y para la Argentina en su conjunto, la protesta gremial será organizada por Federación Agraria Argentina, Confederaciones Rurales Argentinas y Sociedad Rural Argentina. Los integrantes de Coninagro decidieron no participar de la misma.

“No es momento para un paro, pero si para reclamar que las medidas tomadas por el gobierno de intervención y regulación de los mercados no son las adecuadas y el sector cooperativo las rechaza por completo. No adherir al cese de comercialización es una medida a favor del país, no a favor del Gobierno. Hay un marco social muy complejo y queremos a través del diálogo poder solucionar la competitividad del sector agropecuario. No rompemos con la Mesa de Enlace”, dijo Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro, al explicar los motivos que llevaron a la entidad a no adherir a la medida de fuerza.

Además, el dirigente solicitó una audiencia al presidente Alberto Fernández y su equipo económico, “para que podamos escucharnos y diagramar acuerdos con el objeto de alcanzar una política productiva de crecimiento y un rumbo que fomente la generación de divisas, creación de empleo y fuentes de trabajo y dinamice la competitividad del sector”, agregó.

“Esta postura de no adherir al paro no sugiere, bajo ningún aspecto una ruptura ni falta de integración ni de representatividad en la Mesa de Enlace, puesto que la pluralidad de opiniones y autonomía en la toma de decisiones, inclusive refuerza los valores institucionales y democráticos”, sostuvo el titular de Coninagro.

Además, desde la Mesa de Enlace reclamaron al Gobierno revisar la decisión del Ministerio de Agricultura, “en un marco del diálogo con las autoridades que puedan resolver los destinos del futuro del campo y del país”. Hay que recordar que anoche se conoció en detalle la carta que las 57 entidades que integran el Consejo Agroindustrial Argentino enviaron al Presidente Alberto Fernández e integrantes de su gabinete, en la que solicitaron “levantar de forma urgente toda medida que atente contra la producción y la exportación”.

En medio de todo esto, habría canales de diálogo abiertos entre funcionarios del gobierno e integrantes de la cadena agroindustrial y la propia Mesa de Enlace, para cruzar datos que permitan determinar la situación actual del mercado interno de maíz, y demostrar al Gobierno que no hay problemas de abastecimiento de maíz en el mercado interno. Tampoco se descarta que desde el sector privado se eleve al gobierno una propuesta para revertir la situación y que permita al gobierno dar marcha atrás con el cepo a las exportaciones del cereal.

En ese sentido, hay versiones que circulan en el sector agropecuario que el jueves podría ser un día de novedades. Y para muchos que un sector de la Mesa de Enlace anuncie un cese de comercialización que entra en vigencia el próximo lunes, cuando en principio iba a implementarse desde mañana, es una señal que los funcionarios tendrán tiempo para definir los pasos a seguir.

En esta jornada, desde el Centro de Exportadores de Cereales informaron que está asegurado el abastecimiento de maíz al mercado interno para el presente bimestre, de la mano de un aumento de la producción de 50 millones de toneladas, e importantes existencias para el consumo que llegarían a 10 millones de toneladas, cuando la exportación solamente tenía previsto embarcar 1,2 millones de toneladas en los primeros dos meses del 2021.

Te puede interesar