"Las medidas políticas y sanitarias nacionales, provinciales y municipales, en la ciudad de Olavarría han fracasado"

Comunidad 30/04/2021 Por Primera Info
El doctor Héctor Ricardo Foderé, especialista en Medicina Reproductiva, ginecólogo obstetra y mastólogo, opinó en una carta acerca de la situación sanitaria de Olavarría, de la presencialidad en las escuelas y de las decisiones del Gobierno Municipal y la Secretaría de Salud durante la pandemia.
fodere
fodere

El doctor Héctor Ricardo Foderé, reconocido ginecólogo obstetra, mastólogo y Especialista en Medicina Reproductiva de nuestra ciudad, compartió a través de su página web una carta donde manifiesta que "la salud de la población en grave estado por la pandemia" y publicó sus opiniones respecto a diversas temáticas relacionadas.

El profesional de la salud se refirió al sistema de Salud de Olavarría, las decisiones del Gobierno Municipal, las acciones de la Secretaría de Salud, la presencialidad en escuelas, la campaña de vacunación, mencionó al doctor Germán Caputo y a la doctora Alejandra Capriata y finalizó agradeciendo a todo el plantel del Hospital Municipal por su trabajo.

La carta:

29 de abril de 2021

​La salud de la población en grave estado por la pandemia.

Las medidas políticas y sanitarias tanto nacionales, provinciales y municipales, en la ciudad de Olavarría han fracasado.

Varios factores contribuyeron a esta situación, a mi entender, la virulencia y contagiosidad se ha favorecido por la interacción humana que favorece la trasmisión, en estos últimos 14 días los pacientes que me han consultado, y que refieren haber padecido infección por Covid fue en su inmensa mayoría en los meses de agosto a octubre del 2020. Sin embargo la incidencia de infectados nuevos en abril de 2021, subió dramáticamente al punto de cancelar tratamientos en cursos de alta complejidad en 6 casos en los últimos 14 días, inédito hasta la fecha en mi casuística y coincide con los altos registros divulgados por la secretaria de salud.

 Desde diciembre a la fecha, la respuesta a la pregunta, ¿están anotados para vacunarse ?, la mayoría dice que no, por las informaciones que reciben de los medios que les generó desconfianza.

La prevención de la infección sigue siendo evitar el contacto estrecho sin protección, con las medidas que todos conocen, hasta que haya inmunización por vacunación generalizada, en un porcentaje óptimo, no hay mejor método para bajar la tasa de contagios y por ende de morbimoralidad.

La morbilidad (enfermo) aumentó exponencialmente y la mortalidad también. Información pública trasmitida por los medios de comunicación con datos oficiales.

En año 2020 nos afecto con el inicio de la pandemia y los primeros casos en nuestra ciudad, luego los primeros decesos. Ante esta situación las medidas restrictivas laborales y de circulación contuvo la difusión viral masiva, pero originó un daño enorme a la economía de muchas familias, comercios y empresas.

Hubo actos tendenciosos cuasi criminales, que ahora a la distancia son fácil de entender, de parte de las autoridades, con el fin de de socavar las restricciones gubernamentales, el intendente Galli lanza una encuesta con 2 consignas a elegir, en una decía BASTA a continuar con la cuarentena, inmediatamente el mismo día, los datos de salud publica fueron nefastos y esa encuesta quedó como testigo de política sucia, que la realidad desbarató antes de que tomara cuerpo.

También fue época de marchas, en especial una convocada por el círculo médico con la consigna de protestar contra la judicialización de algunos médicos, habían sido denunciados en Córdoba por atender pacientes estando infectados con Covid, contra la precarización laboral, demanda permanente con años de antigüedad y lucha de Cicop y de la Asociación de Profesionales de la Salud APRO, esta vez se unieron y lo más llamativo fue protestar por tener que comprarnos los elementos de protección en el ámbito privado, cosa que hicimos toda la vida (Como los mecánicos, los arquitectos ,albañiles o pintores, por citar algún ejemplo burdo).

Estas manifestaciones coincidían con otras y eran motorizadas por los medios de comunicación, que en ese momento se quejaban de la “infectadura”, la cuarentena mas larga, la  economía o la falta de clases presenciales, cabe recordar que algunos recomendaban tomar dióxido de cloro y otras medicinas caseras que terminaron ocasionando muertes. Mientras tanto seguíamos sin ver a familiares de avanzada edad, o en algunos casos a travez de vidrios o plásticos.

La pandemia siguió su curso y en países europeos y EEUU las cifras alarmantes de muertes, casos positivos, cierre de escuelas y daño económico, hizo girar el enfoque a las posibles vacunas de mala calidad o no certificadas, los países “modelo” para algunos hacían lobby por una o por otra, faltaba la fase 3…., no se sabe cuales efectos adversos produce… No fue aprobada por tal o cual país, los comentadores seriales en TV devenidos en expertos médicos o epidemiólogos… etc. etc. Cabe mencionar que la gente no toma recaudos cuando compra un medicamento como ibuprofeno en un kiosko, ni de donde se fabrica y menos que si una embarazada lo ingiere en cierto mes, porque puede ocasionar daño irreparable en el corazón de su hijo, uno es muy popular de industria brasileña y que también fabrica vacuna muy promocionada por medios grandes de Caba.

El mundo entero se abocó a conseguir vacunas, de varios tipos y mecanismos de acción, la catarata de infodemia (Información falsa) fue imparable y continúa, pero logró que mucha gente no se vacune por una cuestión “ideológica” según su procedencia.

Países vecinos y cercanos modelos para algunos se convirtieron en referentes de lo que no hay que hacer y viceversa.     

Al día de hoy el 12 % de la población tiene al menos 1 dosis de alguna de las vacunas que se administraron y seguirá aumentando a medida que se consigan, algunos vecinos con mucha tasa de vacunación y otros con muy baja, pero ninguno puede mostrar orgullosamente una baja tasa de mortalidad. Los principales países europeos o EEUU tampoco.

El 2020 terminó para Olavarría con muchos muertos por Covid, alguna vez íbamos primeros en el ranking de BsAs

En Mayo de 2020 la Da Capriata advertía que la situación empeoraría si continuaba con ciertas condiciones, advirtiendo el temor de que los recursos no alcancen, si no se preveía anticiparse con la debida antelación y priorizando la salud pública. Hubo un pico en octubre muriendo mucha gente que podría estar viva hoy.

Ya en setiembre de 2020 yo comentaba aquí abajo en esta misma página que la salud estaba en peligro….

Iniciamos el 2021 cada vez con más casos y ya en marzo los profesionales de la salud en UTI, Sala Covid y sobre todo guardia comenzaron a manifestar a sus jefes y a la APRO lo que se avecinaba, nada distinto a los reclamos que se hacían de hace meses, pero con una cantidad de casos que podría ser inmanejable.

Las autoridades del municipio continuaron con información maquillada, muchas con foto del Dr Caputo anotando planillas en la calle  y puertas adentro los agentes de salud, cada vez mas recargados de trabajo, enfermeros al límite de sus esfuerzos sin descanso, con el desgaste de informar muertes, escuchar llantos de familiares y comenzar de nuevo con otro paciente agonizante o en vías de estarlo, comenzó a escasear el medicamento necesario para intubar en ARM, pero la foto en la calle de supuesta acción preventiva se mantenía, RTA en lugares para aquellos que se sentían con síntomas o con contactos estrechos, falta de RTA en Bancos donde se agolpa la gente en la calle esperando su turno en el cajero, muchos sin medidas de seguridad y la mayoría con temor al insulto si se lo hace notar, el RTA en el parque, no en las puertas del supermercado.

Los casos y la muertes siguen aumentando dramáticamente, el enfoque y tema de agenda es el conflicto: clases si o clases no.

Una publicación de UNICEF en conjunto con la Sociedad Argentina de Pediatría, establece los beneficios de la escolaridad presencial y las consecuencias sicológicas de no hacerlo. Al final del documento establece que si los casos superan un límite, transitoriamente debía suspenderse las clases presenciales.

El riesgo de contagio en la circulación de niños, padres y docentes es alto y trasmisible a su entorno familiar, abuelos o demás integrantes familiares, Olavarría triplica o cuadriplica esos valores, pero un grupo anónimo de supuestos Pediatras definiéndose “Los Pediatras”, publica en un medio e invocando los beneficios y soslayaban los riesgos de la presencialidad. No se preocuparon por los trastornos sicologicos de los niños con su madre internada grave, o su abuelo muerto. Ellos no cuentan.

Las demandas del personal de salud y la realidad hospitalaria, trasmitida de forma personal por Whatsaap o mensaje de audio o texto, denotando situaciones límites en guardia y sala, gente muriendo de insuficiencia respiratoria grave e esas salas y no en UTI, que en condiciones no pandemicas podrían ser muertes evitables, el desplazamiento de pacientes Covid a Maternidad, Neonatología a Pediatria, porque Neonatología fue desmantelada y vaciada temporalmente, para eventualmente colocar camas para adultos aprovechando las bocas de oxígeno y aspiración central, todo esto revela una situación que imaginábamos posible en marzo de 2020 como cercana por lo que veímos en TV en España o Italia, pero sucede aquí, ahora.

Un medio reportea a la Da Alejandra Capriata, presidenta de APRO quien relata esta situación y advirtiendo que la curva de contagio debía ralentizarse para no empeorar aun mas los casos.

Tuvo gran difusión nacional y la respuesta fue corporativa del municipio en persona del Secretario de Salud sintiéndose dolido por las expresiones de la Dra y descalificándola, dando a entender que hacía 6 meses que faltaba al hospital y que ella no estaba en la trinchera, avalando tal afirmación con la presencia de jefes de servicio y en especial el de Neo el Dr Miguel Dicuonzo, que por misteriosa causa, no asistió durante 5 meses al hospital. Esto también tuvo gran difusión y comentarios en radios y redes sociales descalificándola. Aclaro que es cierto que ella no está en la trinchera, porque estuvo y está siempre en Neonatología, en Maternidad, en la Guardia, en el Laboratorio, Trasladando pacientes de madre Covid en ambulancia, en quirófano, al lado de anestesistas esperando recibir prematuros de madres Covid en quirófano, capacitando a los médicos rotantes que se capacitan en neonatología de la residencias de medicina general y de pediatría, todos saben que pueden dar fe que eso no es cierto, no es una trinchera, es un ambiente de trabajo que se ha convertido en hostil, por las circunstancias de la pandemia, por la falta de respuesta de las autoridades, donde también se destacó una jefa de quirófano impecable en su trayectoria y  al reclamarle al Dr. Caputo que actúe, fallece el mismo día en forma repentina.

La particular situación que se agravo en el servicio de Neonatología por el embarazo de una médica que dejó de asistir por estar alcanzada por el DNU presidencial de marzo 2020, sobrecargó el de los 3 profesionales que cubren los 30 días del mes, una es la Dra Capriata, mientras el Jefe si hace guardias, en su servicio privado de Neonatología en Cemeda, será esa una trinchera para Caputo?

A esto se suma la desesperación que cuenta el personal de salud que trabaja asistiendo a enfermos en agonía, tienen los medicamentos suficientes para mantenerlos intubados? Hay personal suficiente en cada sector para atenderlos.

Una enfermera declara a los medios la realidad que vive en UTI.

Una doctora que dice lo que a los políticos no les gusta escuchar, con mucha trayectoria d afrontando a los poderosos de turno, entre ellos fiscales, jueces, secretarios de salud, intendentes, sin menguar sus convicciones. Sin integrar ningún partido político. Políticamente inmanejable.

La suma de familias con muertos en abril, comparemos la suma de todo el 2020 con este mes que no terminó.

Ayer una paciente me relataba como su abuelo se fracturó una cadera y la penuria para poder internarlo, hoy otra que va por su 2 covid y como uno lo detectaron en BsAs, aquí se negaron a hacerle el seguimiento por ser de Caba el registro. Varias pacientes que continúan con síntomas pero tienen el alta sin hisporse o controlarse y sin información de que deben hacer.

La suma de factores altera el producto

Se reservan lugares en UTI para alguien “importante”? Me ha confiado algún colega que utilizan el protocolo del Hospital Italiano en los casos a decir conducta, instancia que nadie quiere llegar.

Toda esta situación genera más angustia y desolación en el plantel del hospital, todos no importa el título o labor que desempeñan, trabajando codo a codo y en conjunto, no ha permitido que la situación empeore, a todos mi respeto y agradecimiento.

Continuará…..

Te puede interesar