Laplace explicó las razones del “Estado de alerta” con las cementeras y el enojo con Loma Negra por “faltar el respeto al gremio”

Comunidad 31/08/2021 Por Primera Info
El secretario general de la Asociación Obrera Minera Argentina se refirió ante la prensa al “Estado de alerta” que se decretó en el gremio de los mineros tras no existir acuerdo en las paritarias que se llevan adelante con las empresas.
aoma
aoma

La foto ilustra parte de las reuniones informativas desarrolladas por AOMA en algunas de las plantas
cementeras del país.

El secretario general de la Asociación Obrera Minera Argentina se refirió ante la prensa al “Estado de alerta” que se decretó en el gremio de los mineros tras no existir acuerdo en las paritarias que se llevan adelante con las empresas.

Mediante declaraciones periodísticas emitidas en “Radio M” de la ciudad de Olavarría, Héctor Laplace fue categórico al advertir que desde AOMA “vamos a intentar por todos los medios ver si lo podemos cerrar y en el caso de que no sea así vamos a ir con medidas mucho más duras a fin de mejorar los salarios de nuestros representados”.

Explicó que “nosotros hemos convenido en el presente año en todas las Convenciones colectivas de trabajo discutir semestralmente las paritarias 2021”. Por eso se pactó “una paritaria por seis meses y luego revisarla”. Seguidamente el dirigente especificó que “ahora encaramos el segundo semestre de la negociación con la rama Cemento Portland que se venció el 31 de julio, por lo que este mes ya tendríamos que haber pactado nuevas mejoras salariales” cosa que no sucedió.

Luego de más de un mes de negociaciones “no hemos llegado a un acuerdo con la Asociación Fabricantes de Cementos Portland”. Detalló algo que les molestó a los trabajadores “lo que no comprendemos son algunas prácticas absolutamente desleales que nos han marcado algunas empresas del sector, que unilateralmente han dado mejoras salariales a nuestros representados - por supuesto que muy por debajo de lo que marcan las pautas inflacionarias - pero con el solo ánimo de golpear a la entidad sindical. Hablo propiamente de la empresa Loma Negra”.

Laplace fue contundente al afirmar que “cuando nos golpean a nosotros, están golpeando a nuestros compañeros trabajadores. Esto nos molestó en demasía, nos causó un gran malestar, y por supuesto que automáticamente la organización, ha mandado desde ayer un estado de alerta que da inicio a un plan de lucha porque nos parece que eso es bastante rayano con los códigos, con la ética que tiene que haber en una negociación”. Ampliando su enfado especificó que “cuando estamos sentados en una mesa, es muy difícil que alguien saque los pies del plato para hacer cosas de manera unilateral”.

A lo que agregó, “lamentablemente me tendré que acostumbrar a ver empresas como Loma Negra que le interesa muy poco lo que opina la organización sindical. La transparencia y la responsabilidad que hemos marcado a través del tiempo en la organización no fueron correspondidas debidamente. Me duele demasiado, llevo muchísimos años en esto y de la ética hemos hecho una cultura en el sindicato”.

En los hechos, la empresa se largó a dar un incremento salarial de manera unilateral creyendo que con eso conformarían a los trabajadores. Para el dirigente “la verdad que haciendo eso se alejan mucho más de la realidad que viven los argentinos y los trabajadores en particular. Nuestra gente ve esto como una falta de respeto”.

Siguiendo con la postura esgrimida por esta empresa en particular, explicó a la prensa que “ni siquiera se reunieron con los delegados para decirles lo que tenían planeado” informó. Entiende Laplace que “quizás si se hubiesen reunido con la Comisiones Directivas de las seccionales hubiese tenido hasta otro color, más allá de que no es el ámbito correspondiente porque la Convención Colectiva de Trabajo se discute a nivel nacional”. Eligiendo para su cometido “un papelito puesto en cartelera informando que iban a dar una mejora salarial del 12% a partir del 1° de agosto, con lo cual van a estar rondando un 32%. Hoy cualquiera sabe que la inflación anual estará por encima del 45%”.

Sobre la medida determinada el pasado 30 de agosto desde AOMA dijo que “lamentablemente el estado de alerta se va a ir acelerando con medidas de acción directa si no podemos resolver” el conflicto. En un mensaje a los trabajadores mineros de Olavarría y su extensa zona de influencia manifestó que “pareciera que cada vez que hay un problema en la localidad es por la dirigencia local, y esto ha demostrado claramente que tenemos una empresa que no solo es quejosa de los dirigentes locales, demostró se queja de los dirigentes nacionales y les falta el respeto” a todos.

Agregando que “a ellos siempre le faltan cinco para el peso; están preocupados por el control de precios que ejerce el Estado nacional y la verdad, es que no tienen cemento para poder despachar más de lo que producen porque se vende todo, y resulta que siguen pijoteándole 2 o 3 puntos a los compañeros trabajadores”. Aseverando que, ante esta realidad, “no entiendo esa posición y estoy harto de decir que acá estamos en Argentina, ni en Brasil ni otro lugar del mundo” por lo que “se van a tener que aggiornar a lo que diga la ley” en Argentina.

Por último dijo por esta emisora que desde AOMA “hemos pedido a cada seccional del país donde hay cementeras que hagan asambleas informativas” a los efectos de comunicar esta situación. Resaltando que desde el gremio de los trabajadores mineros “vamos a seguir en tratativas porque convengamos que un estado de alerta no significa medida de acción directa. Intentaremos por todos los medios poder cerrar un acuerdo”, de lo contrario “vamos a ir con medidas mucho más duras con el fin de mejorar los salarios de nuestros representados” culminó.

Te puede interesar