Loma Negra apaga sus hornos y no producirá cemento: lo que no dice la empresa

Comunidad 23/10/2021 Por Primera Info
Por el conflicto con AOMA, Loma Negra decidió apagar hoy los hornos de la planta L´Amalí porque no recibe el clinker desde Minerar tan necesario para producir cemento. Pero en este conflicto hay cosas que la empresa no cuenta y quiere hacer quedar mal a los trabajadores ante su baja de producción.
IMG_20211022_121323004

Al quedarse sin stock de clinker, insumo necesario para producir cemento, Loma Negra decidió apagar este sábado sus hornos en la planta L´Amalí por lo que la empresa líder de su sector (vende el 45 por ciento de la producción en el país), debe hacer un paréntesis obligado. El conflicto entre Minerar –la que le provee el clinker- y el sindicato minero, AOMA, se agravó luego de un arreglo inminente que hicieron hasta hace unos días, cuando se rompió de un momento a otro. Precisamente por decisión de la empresa que desde las sombras maneja Camargo Correa (la propietaria de Loma Negra).

Había cinco puntos que entre Minerar y AOMA venían discutiendo hace tiempo. Después de tres conciliaciones obligatorias dictadas por el Ministerio de Trabajo de la Nación, parecía que la solución estaba concretada. Los diálogos entre los empresarios con Héctor Laplace (secretario general de AOMA a nivel nacional) y Alejandro Santillán (secretario general de AOMA Olavarría), además de los dos delegados gremiales en Minerar, había llegado a buen término. Sólo faltaba el acta para que todo quedara escrito, como corresponde. Pero a último momento Minerar dijo no y se rompieron, también, los acuerdos por los otros cuatro temas en disputa. El quinto fue el que desencadenó este presente.

Entre los puntos solucionados estaban los horarios de entrada y de salida del personal, tareas inherentes que a la empresa le implicaba, una vianda que se daba en época de pandemia y ahora se pretendía quitar por lo que se pidió una compensación. ¿Por qué la vianda?, porque Minerar no tenía en condiciones el comedor y daba esa vianda, por lo que los trabajadores –que habían sido declarados esenciales el 4 de abril de 2020- no tenían problemas en ir a comer arriba de una pala o de una retroexcavadora. Pero querían seguir trabajando. Todo arreglado. Faltaba firmar el acta.

El martes quedaron dos puntos pendientes. En efecto, el martes pasado a las 15 horas estaba todo resuelto. Pero tres horas más tarde el abogado de Minerar, Dr. Hernán López, llamó y dijo que no aceptaban el tema relacionado con el comedor. Vale aclarar que el tiempo de refrigerio en la rama cemento es de 40 minutos y en la rama cal y piedra es de 30 minutos. En diciembre del año anterior se decidió imponer el reglamento de cemento, “pero ahora nos quieren llevar a 30 minutos de comedor”, dijo Laplace.

¿Cuál era el quinto punto?. Ahí va la explicación: “El artículo pertinente que es el número 16 de la Convención Colectiva de Trabajo, del 54/89, referido a Cemento, dice que son 30 minutos de refrigerio, y para aquellos trabajadores que gozaran de un mayor beneficio, es decir mayor tiempo, el mismo se mantendrá. Corresponden los 40 minutos. Y quedamos en que íbamos a cumplir con ese artículo, de 30 minutos, y a posteriori de ese lapso queríamos el tiempo para higienización de los utensilios, que no iba a durar más de 10 minutos. Y quedábamos a disposición de la empresa”, agregó Laplace. “López quería sí o sí 30 minutos. Y es un convenio que se firmó en 1989. En conclusión, se cayó todo. Los cuatro puntos que ya estaban resueltos y este quinto, que hizo caer todo el arreglo” explicó Laplace.

Después comenzaron las medidas de fuerza, obviamente. Era de esperar, por otra parte, desde el Sindicato minero para que se forzara a cumplir con lo que se había hablado y que sólo faltaba firmar. “Quieren exprimir a los trabajadores. La empresa Minerar no cumplió con su palabra” dijo Alejandro Santillán el viernes.

El miércoles pasado la dirigencia de AOMA Olavarría, con su secretario general Alejandro Santillán a la cabeza –como ocurre siempre cuando hay un problema a solucionar- ingresaron al predio de Minerar. Los trabajadores no usurpan su lugar de trabajo. Nunca es así. Y los dirigentes de comisión directiva también tienen la posibilidad de ingresar, anunciándose previamente como ocurrió. A Santillán, tanto Minerar como Loma Negra lo conocen perfectamente.

Como Loma Negra –que es la que maneja a Minerar, claro está- denunció que eran personas que no conocían las que entraron al predio. Un argumento inentendible y que falta a la veracidad antes mencionada. Entonces hizo esa denuncia ante la justicia y el viernes aparecieron en Minerar la jueza Fabiana San Román, la fiscal Paula Serrano y demás funcionarios, con fuerzas policiales. Fueron a buscar a Alejandro Santillán. Ni más ni menos. El objetivo era llevarlo detenido. Pero Santillán aceptó el desalojo.

Eso sí, la medida de fuerza continuó porque los trabajadores decidieron no tirar piedra en la trituradora y entonces en esa medida de acción directa hace que el clinker no llegue a Loma Negra para producir cemento, porque le falta la materia prima.

La solución puede llegar este lunes, cuando en el Ministerio de Trabajo de la Nación –sobre la avenida Callao- se reúnan los representantes de Minerar, los representantes de AOMA (Laplace y Santillán) y los funcionarios públicos, que acaban de dictar una conciliación obligatoria.

En la denuncia Loma Negra dijo muchas cosas. Pero no dijo el trasfondo de la cuestión. Obviamente, escondió muchos detalles que hacen a la discusión que venía desde hace nueve o diez meses.

Loma Negra apagará los hornos de la planta L´Amalí y no podrá producir cemento en Olavarría, pero sí podrá hacerlo en sus otras plantas que tiene en otros puntos del país. Bajará su producción, es cierto, pero del 45 por ciento que tiene en el mercado quizá baje a un 30/35 por ciento.

En esta demostración por demostrar que tiene poder y que está muy cerca del poder político y judicial, decidió entablar una lucha contra el sindicato y sus trabajadores. Es decir, por unos días no podrá ganar muchos billetes por no querer pagar unas pocas monedas (que además debe pagar).

 

 

 

Te puede interesar