Investigación paranormal en Sierra de la Ventana: "Primero una mirada científica, después lo paranormal"

Región 24/10/2021 Por Primera Info
Días atrás el grupo de investigación paranormal Dogma estuvo en la localidad analizando sucesos en el marco de una nueva investigación en los mehires. En diálogo con Primera Info uno de sus integrantes detalló cómo se lleva adelante este trabajo.
dogma argentina
dogma argentina

Días atrás el grupo de investigación paranormal Dogma Argentina llevó adelante distintas acciones en Sierra de la Ventana con el fin de determinar si suceden hechos paranormales a través de sus registros. El lugar a analizar es una formación de piedras o menhires en la localidad, un legado arqueológico de los pueblos originarios.

Los mehires -presentes en distintas zonas de nuestro país- han sido considerados zonas energéticas debido a presuntas antiguas funciones de señaladores astronómicos y objetos rituales.

Hacia allí partió un equipo conformado por integrantes de Dogma, grupo creados por Ariel López y Jorge Gentile. En diálogo con Primera Info el investigador paranormal Diego Cosco contó cómo se inicia la investigación de los casos que llegan a Dogma.

La información de un posible suceso o sucesos paranormales llega a través de la web y las redes sociales del grupo (Instagram @dogmaargentina y Facebook Dogma Argentina). Las personas dejan sus inquietudes y el equipo las analiza y luego se procede una entrevista. Finalmente, se determina "si se puede ir a investigar, si es paranormal o sugestión", explicó Diego.

"Hacemos una mirada escéptica y después vamos a lo paranormal" indicó el investigador, que hizo hincapié en que en primer lugar Dogma busca agotar las explicaciones "racionales" o científicas de un presunto suceso paranormal y luego de esa instancia pasar a "lo paranormal". En tanto, si ingresan a un lugar "y la percepciónd e Ariel, que es médium, nos dice otra cosa, encaramos el caso desde ahí".

Tanto Ariel López como Marian Lutz son mediums que integran el equipo de investigación junto a Diego, Jorge Fernández Gentile, Martín Zeromsky, Federico Orbes, Axel Pizurno y colaboradores y adeptos.

En caso de asistir a realizar la investigación, existe una logística previa que implica definir cómo llegar al lugar, qué equipos llevar, tener en cuenta el terreno, entre otros factores. 

En este sentido, Diego contó que se dificulta conseguir en Argentina la aparatología necesaria para este tipo de investigaciones y que suelen recurrir a otros países para obtenerla. Pero la novedad es que Dogma está comenzando a producir sus propios equipos para su comercialización a través de la página web (http://dogma-argentina.com.ar/), un aporte más al sostenimiento del grupo, que también cuenta con cursos presenciales y virtuales sobre diferentes temáticas paranormales y la posibilidad de que los seguidores hagan aportes económicos. Por otro lado, todas las investigaciones que llevan adelante no son remuneradas.

Los aparatos más utilizados por este equipo son los medidores de EFM (campo electromagnético); cámaras ultravioleta e infrarrojo; grabadores de audio con amplio espectro; sensores de movimiento y ambiente; sensores ultrasónicos; medidores de temperatura, de iones, de presión y de todo tipo de cambio en el ambiente y los elementos "vieja escuela": radiestesia, brújula, varillas y cámara Kinect.

Cabe destacar que no siempre los hechos paranormales son "fantasmas o espíritus", sino que pueden estar sucediendo cosas vinculadas a distintas energías en el lugar. Dogma investiga hechos paranormales previos, si es que los hubo, la historia del lugar y toda la información necesaria para no dejar ningún cabo suelto al momento de trabajar. 

Caso emblemático

Para Diego, uno de los casos investigados "más ricos y emocionantes" fue cuando concurrieron al buque ARA Irigoyen en San Pedro. La nave estuvo en la Segunda Guerra Mundial y realizó muchas participaciones con buzos en Argentina y el resto del mundo, tal lo detalla la investigación de Dogma.

El precedente de la investigación consistía en ruidos que se oían de noche, pisadas, sombras, sonidos de voces, olores extraños y según indican en el informe de los hechos, el quipo pudo apreciar estos fenómenos en carne propia. 

Vieron figuras desplazándose y oyeron sonidos y voces sin fuente aparente, además de percibir bruscos cambios de temperatura. El informe cuenta que "una de las investigadoras que nos acompañaba pudo percibir una tristeza muy fuerte, darnos un nombre que pudo oír y contarnos que percibió que esta persona decidió volver al buque después de su muerte".

Si bien la describieron como una investigación amena, Diego contó que "se sentía mucha energía al principio pesada, en algunos momentos se pasó miedo". Ariel López comenzó a hablar para intentar tener contacto "y una de las preguntas fue si ellos estaban conformes con que nosotros estemos ahí, si querían que nos vayamos", detalló. Las respuestas eran brindadas con golpes, "un golpe para no, dos para sí". "Estaban molestos, querían que nos vayamos y nos fuimos", dijo Diego, que destacó que en cada investigación se pide permiso para trabajar "con el respeto que se merece el lugar".

La investigación, con toda la evidencia fotográfica y en audio y video puede verse haciendo click ACÁ.

En cuanto al trabajo realizado en Sierra de la Ventana, al momento de esta entrevista Diego Contó que el equipo se encontraba subiendo el material, que luego es analizado minuciosamente. Los resultados y conclusiones se darán a conocer esta semana a través de la página y las redes sociales de Dogma.

Te puede interesar