María Eugenia Alvarez Hurtado, la olavarriense que se destaca en Nueva Zelanda por su desempeño en lechería

Agro 12/12/2021 Por Primera Info
Es ingeniera agrónoma y hace ocho años que vive en ese país de Oceanía. Luego de un pequeño interregno de tiempo de regreso a la Argentina, partió nuevamente a la isla con la definición de afincarse, capacitarse y conocer de adentro una de las lecherías más insignes del mundo.
MARU1

María Eugenia Alvarez Hurtado es ingeniera agrónoma egresada de la Universidad del Centro y una vez laureada salió a hacer experiencias profesionales para apuntalar su paso por las aulas. Creció en Olavarría y es parte de una familia de ganaderos, tuvo poca experiencia profesional en la Argentina y muy pronto sacó tickets para visitar Oceanía.

Con cierta modestia y mucho orgullo muestra su currículum y es posible advertir que en su formación reciente aparece recurrentemente la palabra management, y parece ser el perfil que esta joven profesional construye: con la residencia recién obtenida se inscribirá el año entrante en un diplomado de Negocios Agrícolas. Cabe señalar que María Eugenia es hija de Manuel Alvarez y Dorita Hurtado, y hermana de Juan José Alvarez Hurtado.

Hace 8 años que está en Nueva Zelanda, tuvo varios empleos y su llegada a la lechería fue casi azarosa, aunque despertó en María Eugenia un interés especial. Luego de un pequeño interregno de tiempo de regreso a la Argentina, partió nuevamente a la isla con la definición de afincarse, capacitarse y conocer de adentro una de las lecherías más insignes del mundo.

“Actualmente soy manager y mi expectativa es asociarme en el tambo donde trabajo, y ahora que soy residente puedo integrarme a la producción de otro modo”, señala con regocijo. El tambo donde trabaja está en la isla Sur de Nueva Zelanda, más precisamente en Hinds (Canterbury), con una superficie de 180 hectáreas (177 bajo riego), con 740 vacas kiwicross y jersey (una carga de 4,1 vacas por ha) con alimentación en base a rye grass y trébol blanco, si suplementación alguna. Cada invierno las vacas se trasladan a un área más benigna, y allí se agrega rollos de silo.

Estrategia al momento de ordeñar. El ordeñe se realiza en una calesita de 40 bajadas, con removedores de pezoneras automáticos y está atendido por un solo operario. María Eugenia Alvarez Hurtado señala que los tiempos planeados dependen mucho de la destreza y disposición del operador, un factor esencial en el tambo de Canterbury.

Los números de la producción. A continuación, Alvarez Hurtado compartió con los participantes los registros finos de la producción lechera en el tambo que regentea en Nueva Zelanda.

El presupuesto previsto para junio 21 a mayo 22 es de:

-240 toneladas de materia seca (MS)

-2,66 M de litros/año (9% de MS/litro)

-3.600 litros/vaca/año

-14.800 litros/ha

La producción actual es de 15,7 litros/vaca/día. El avance de lo presupuestado hasta este momento es el siguiente, según expuso la especialista:

 Alvarez Hurtado contó que vienen de un momento crítico respecto a las pasturas, debido a la humedad excesiva que mostró la primavera neocelandesa y el daño que produjeron las vacas durante el pastoreo. Recordemos que se trata de un tambo sin suplementación y por lo tanto para recuperar alimento se resembró una parte de los lotes asignados a pasturas. Además hicieron rollos con el pasto que quedó antes de la resiembra.

Los registros de la reproducción. El comienzo de la parición en vaquillonas es el 20 de julio y en vacas el 29 de julio. En la reproducción no se utilizan hormonas y en la inseminación se utiliza semen frizado kiwicros y jersey de alta fertilidad, y comienza el 20 de octubre y se utilizan 1,2 pajuelas por vaca (888 pajuelas/año), proceso que finaliza el 20 de noviembre. Luego se utilizan toros kiwicross hasta el 2/1/2022 con dos equipos que rotan cada dos días.

En este último año se lograron 86% de vacas inseminadas en la 3er semana y en la última primavera se logró una preñez del 78% a las 6 semanas y un 85% a las 9 semanas. El secado es en mayo, quizás algunas estén secas en abril dependiendo del pasto disponible y la condición corporal de las vacas, se trabaja sin suplementación y por ello se necesita que las vacas lleguen en muy buen estado.

El Runoff es el área de montaña donde las vacas pastan en invierno hasta junio. Se alimentan todos los días y se utiliza remolacha forrajera, rollo de silaje de pastura y rastrojo de trigo y se pone mucho acento en el control de la acidosis y que las vacas logren el mayor peso posible.

Se las lleva a principios de junio y se quedan allí hasta finales de julio, se alimentan todos los días y no se ordeñan en el establecimiento. La reposición se hace con un 25% de vacas nuevas cada año (185). Luego del destete pasan a pasto con 90 kilos para las jersey y 100 para las vacas cruzas, cada año a mediados de diciembre. Fuente: Todo Lechería / www.campoindustria.com.ar

 

Te puede interesar