Skay tocó en Olavarría 25 años después de la prohibición a Los Redondos

Espectáculos 10/07/2022 Por Primera Info
VIDEOS. Se presentó en el Maxigimnasio de Estudiantes con su banda Los Fakires. El ex guitarrista ricotero "rompió el hechizo", interpretó temas de sus discos solistas y 5 clásicos de Los Redondos.
Skay
Skay

Skay Beilinson y su banda, los Fakires, tocaron en el Maxigimnasio del Club Atlético Estudiantes en la noche del sábado 9 de julio. De esta manera, el ex guitarrista, fundador y "corazón" de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota "rompió el hechizo" y se dio el gusto de presentarse en Olavarría. 

Casi 25 años atrás, en agosto de 1997, Skay no pudo presentarse con Los Redondos en el mismo escenario en el que cantó anoche, debido a una prohibición del intendente de turno Helios Eseverri. 

El músico de 71 años llegó a nuestra ciudad en la tarde/noche del viernes y se lo pudo ver en algunos comercios céntricos. Según pudo saber Primera Info, la semana anterior Skay y su pareja desde hace décadas, Carmen "Poli" Castro, estuvieron en Olavarría observando el Maxi y alrededores para supervisar la logística del show. 

Durante la jornada del sábado ya se vivió en la ciudad el ambiente ricotero, con la llegada de micros y grupos de personas que se apostaron en distintos lugares a hacer la previa y el asado. 

En las últimas horas previas, el público que asistiría al recital se apostó en las afueras de Estudiantes, donde estaban cortadas varias calles como parte del operativo de seguridad. Variedad de puestos de indumentaria, calcos y demás accesorios, hamburguesas y choris, y bebidas abundaron antes de ingresar el estadio, con música y cánticos ricoteros. 

Pasadas las 22 horas comenzó el show, ante un maxigimnasio repleto y con la gente - de variadas edades- enfervorizada aguardando por el "Flaco" y su banda, compuesta por Claudio Quartero en bajo, Joaquín Rosson en guitarra y Leandro Sánchez en batería. 

El espectáculo comenzó con "Tal vez mañana", del disco La Marca de Caín, editado en 2007. El repertorio siguió con unas 10 canciones de sus discos solistas, hasta que antes de realizar un intervalo sonaron los acordes de Jijiji, himno de Los Redondos que Skay suele tocar en sus recitales. De más está decir que esta canción fue muy festejada, cantada y donde se vivió el pogo más grande del mundo. 

Durante la segunda mitad del show sonaron más canciones de la etapa solista de Skay, quien no habló demasiado durante la velada, pero se lo vio muy contento (tal lo reflejaba su sonrisa), en gran forma y muy agradecido para con el público asistente. 

En este tramo sonaron 4 clásicos de los redondos, Criminal Mambo, del disco Gulp!, el primero de la banda, editado en 1985. 

Siguió un enganchado que comenzó con El pibe de los astilleros (La mosca y la sopa, 1991), y antes que culmine dio paso a Nuestro amo juega al esclavo (Bang! Bang! estás liquidado, 1989). 

El último tema de Los Redondos que interpretaron Skay y Los Fakires fue Todo un Palo (Un baion para el ojo idiota, 1988), para dar paso al cierre con temas propios. La banda saludó al público en reiteradas ocasiones, se retiró, y regresó instantes después para terminar esta "noche histórica" con Flores Secas. 

Quienes estuvimos en al maxigimnasio vivimos una noche de puro rockanrol, con un referente de la música nacional, y parte de la banda más grande y trascendente que ha existido en Argentina.

Gracias Skay por haber venido a tocar a Olavarría, quedará en la memoria este show inolvidable. 

Te puede interesar