"El fiscal pidió 12 años, porque son los del mejor gobierno que tuvo la Argentina"

Nacional 23/08/2022 Por Primera Info
Cristina Fernández de Kirchner dijo de los fiscales que "no fue una denuncia; fue un guión mal escrito”. Según el presidente Alberto Fernández "Cristina estuvo espléndida en su discurso".
cristina

   Después que el fiscal Diego Luciani pidiera una pena de 12 años de prisión e inhabilitación perpetua para ocupar cargos públicos, y el Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº 2 denegara su pedido de declaración, la vicepresidenta Cristina Kirchner señaló hoy que se está enfrentando no a “a una denuncia, sino a un guión mal escrito” por parte de la fiscalía.

   Además, en el marco del juicio por supuestas irregularidades en la obra pública en Santa Cruz entre 2003 y 2015, señaló -mientras hacía la lectura de unas desgrabaciones del celular del exfuncionario José López que, manifestó, no fueron leídas por los fiscales- “la que me siento muy boluda, soy yo”.

   A través de un video que está haciendo en vivo por YouTube, la expresidenta volvió a repetir que la sentencia sobre su culpabilidad “ya está escrita” y volvió a denunciar lawfare por parte del grupo Clarín y La Nación, a quienes apuntó como los principales actores de una “feroz campaña mediática”.

  Cristina, que volvió a arengar a sus seguidores señalando que se la está castigando por todo lo logrado durante los 12 años del gobierno kirchnerista, señaló que el juicio busca disciplinar a la clase política “para que nadie se anime a hacer lo mismo”.

   “Esta es la Argentina, y me preocupa mucho la situación de millones de argentinos. (El poder) necesita dirigentes disciplinados, que hagan lo que el poder real quiere -afirmó-. Por eso pide el fiscal 12 años, porque son los del mejor gobierno que tuvo la Argentina”.

   Por esa razón, aseguró, es por la que la van a condenar.

  “Pero si naciera 20 veces, 20 veces haría lo mismo”, manifestó.

   En poco más de una hora y media de exposición, la vicepresidente cargó fuertemente contra José López, quien durante el kirchnerismo fuera el secretario de Obras Públicas de la Nación, además de la labor de los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola, señalando que “dejaron pasar” varios chats de los que tenía el exfuncionario K en su celular cuando fue detenido, lanzando 9 millones de dólares en un convento, dentro de un bolso.

   “¿Cómo voy a pensar que este tribunal es de la Constitución? El papá del presidente del tribunal, postea contra mí y fue el director de Protocolo de los presidentes de facto (Leopoldo) Galtieri y (Reynaldo) Bignone... ¿A quién quieren chamuyar con estas cosas?”, cuestionó.

  Durante otra parte de su alocución, Cristina acusó al expresidente Mauricio Macri y al expresidente de Boca, Daniel Angelici, de ser “ellos los que habían pagado los 9 millones de dólares” que en su momento arrojó el exsecretario de Obras Públicas kirchnerista, José López, en un convento.

   “No tengo ninguna duda -aseguró-. ¿Acá no hubo asociación ilícita?”.

   Haciendo una lectura de varios chats extraídos del celular de López luego de ser detenido, la vicepresidenta manifestó que cuando el poder Judicial -en la época del gobierno de Macri- quiso investigar sobre el dinero de los bolsos, se encontraron con la posibilidad de ser incriminados.

   “¿Nadie investigó? Sí: se mando un ofició a EE.UU. porque había billetes termosellados de la Reserva Federal, que habían sido enviados al Banco Finansur, relacionados con Macri y Angelici. Cuando tiraron del olvillo, apareció esto. Comodoro Py podría haber investigado esto”, manifestó.

  “José López revoleó 9 millones de dólares en un convento y del teléfono que le secuestran en esa oportunidad, extraen conversaciones en Whatsapp. Yo no tengo Whatsapp con nadie y, cuanto mucho, Telegram con muy contadas personas. A partir de ahí se empieza a decir que hay cosas que me incriminan”, señaló.

   En ese sentido, mientas recorría distintos titulares de los medios que la relacionaban con supuestos sobreprecios y obras viales no terminadas en la provincia del sur del país, sostuvo también que los fiscales introdujeron la prueba de los mensajes del teléfono de López “sin que yo lo supiera y sin que nadie pudiera comprobar nada”.

   “Además de mentirosos, no trabajan ni leen las pruebas que recaban”, aseguró.

Te puede interesar