Azul: un olavarriense se encadenó en el Palacio de Justicia

Región 29/06/2021 Por Primera Info
Según expresó Hernán César Adrián, su protesta fue para denunciar "persecución policial" y el armado en su contra de una causa penal relacionada con una presunta infracción a la Ley de estupefacientes.
olavarriense palacio justicia azul
olavarriense palacio justicia azul

Esta tarde el Diario El Tiempo de Azul informó que un olavarriense se encadenó en horas de la mañana en el Palacio de Justicia de la vecina ciudad. Según expresó el hombre, fue para reclamar por el armado en su contra de una causa relacionada con una presunta infracción a la Ley 23.737, conocida como Ley de Estupefacientes.

Dicho sumario se inició después de que en mayo de 2020 se allanara su vivienda en una investigación vinculada a un robo a mano armada en un country, cuya víctima fue una familia.

El hombre, llamado Hernán César Adrián, señaló que desde ese entonces viene siendo víctima de una "persecución policial". Esa situación, también contó, la había denunciado y se tradujo en el inicio de una causa que actualmente está radicada en la Unidad Funcional de Investigaciones Especiales que en Azul conduce el fiscal José Ignacio Calonje.

Respecto al allanamiento llevado a cabo por la Sub DDI del 13 de mayo del año pasado, Adrián expresó "sufrí un allanamiento". Ese inmueble, relató también, está conformado por tres departamentos y en ese entonces el hombre tenía en su vivienda un almacén.

En diálogo con el programa "Tiempo de Radio", Adrián relató que aquella diligencia se llevó a cabo "por una causa por un robo a un country de Olavarría" y que relacionado con ese hecho "no me encontraron nada, porque yo no tengo nada que ver con ese robo".

Al hablar de lo que fuera hallado durante el allanamiento en su domicilio, señaló que "me encontraron doscientos gramos de marihuana y aceite de cannabis, que no me lo secuestraron". Según dijo, junto con una balanza que había en su almacén -el comercio que en ese momento poseía- los policías se llevaron la sustancia vegetal. De acuerdo con lo señalado por el olavarriense, eran "flores" y no marihuana "prensada".

De la mano de lo incautado, afirmó que luego "me armaron una causa" por presunta venta de estupefacientes, el motivo por el que este martes por la mañana decidió encadenarse frente al Palacio de Justicia local.

Según dijo, ese sumario penal que le iniciaran no se corresponde con esa presunta comercialización de estupefacientes que le siguen imputando, ya que él se definió sólo como un consumidor de cannabis que, además, "hago aceite para mí" y "no para vender a nadie".

"Me armaron una causa por venta de estupefacientes cuando yo jamás vendía", declaró en el programa de radio del diario azuleño.

Luego, al referirse a la actividad laboral que desarrollaba al momento de que se realizara el allanamiento en su lugar de residencia, contó que ya no es dueño de ese almacén.

Al respecto, refirió que "durante el año y medio que estuve trabajando en mi negocio" a toda la gente que concurría al almacén luego "la Policía la paraba, la molestaba, le sacaba las bebidas y todas las pertenencias. Y obviamente esa gente no vino más a comprar", lo que se tradujo en que cerrara la despensa y al local lo reconvirtiera en "un kiosquito".

"Aparte -declaró con relación a su trabajo actual- vendo cuatriciclos. Los compro usados, los restauro y los vendo. Y hago chapas de vintage, a pedido y exclusivas para cervecerías y cualquier otro tipo de negocio".

"Lo que quiero es que se revea la causa, que es una causa armada. Cualquiera que la ve se da cuenta que es una causa armada la que me hicieron de venta de estupefacientes", reiteró sobre el motivo que lo llevó a encadenarse frente al Palacio de Justicia de Azul hoy martes por la mañana.

La versión policial

No bien este martes se tomó conocimiento de la protesta llevada a cabo por el olavarriense en las afueras de tribunales, desde la DDI Azul se emitió un reporte relacionado con lo que había sido el allanamiento que luego diera lugar al inicio de ese sumario penal por una presunta infracción a la Ley 23.737 que todavía lo tiene a Hernán César Adrián como imputado.

Sobre aquel procedimiento, realizado en mayo del año pasado en Olavarría, voceros policiales indicaron que la medida había sido ordenada desde un Juzgado de Garantías, en el marco de la instrucción de una causa penal que llevaba adelante la fiscal Viviana Beytía.

Aquel procedimiento -junto con dos más en otros objetivos- lo encabezaron efectivos de la Sub DDI con sede en la vecina ciudad. Y estaba relacionado con ese robo ya referido, que días antes había sucedido en un barrio cerrado situado sobre la Avenida Avellaneda, cuando tres sujetos que tenían sus rostros cubiertos, usaban guantes y estaban armados ingresaron al inmueble donde viven un matrimonio y su pequeña hija para llevar a cabo el ilícito.

Unos diez mil pesos en efectivo, una computadora portátil y una billetera se habían llevado los autores de aquel violento robo, tras ingresar a la casa del country por una puerta trasera, desde donde luego se dieron a la fuga luego de cortar un alambrado perimetral de ese barrio cerrado.

En el marco de esa investigación penal, desde la Sub DDI de Olavarría se había logrado identificar a los presuntos autores de aquel hecho y de otros de similares características ocurridos en ese mismo complejo habitacional, a quienes se los sindicó como integrantes de una organización delictiva dedicada a cometer este tipo de asaltos.

En ese contexto fue que se llevaron a cabo los allanamientos ese ya referido 13 de mayo del año pasado, siendo uno de los objetivos el inmueble donde vive el hombre que hoy martes por la mañana se encadenó en la puerta del Palacio de Justicia de Azul.

Según lo informado por voceros de la DDI Azul, en el procedimiento en el domicilio de Hernán César Adrián, además de lo que el hombre contara, se habían secuestrado prendas de vestir, un par de borceguíes, el mango de un criquet, una barreta y dos cuatriciclos cuyas "numeraciones registrales habían sido erradicadas en forma intencional".

En el hecho investigado, se indicó también desde la Policía, habían sido utilizados vehículos de esas mismas características.

La réplica de una pistola, un revólver calibre 22 "sin numeración visible", una careta -"de las mismas características" a la usada por uno de los autores del robo a la familia en el country- y una computadora portátil también se secuestraron durante aquel procedimiento.

El allanamiento había sido presenciado por el fiscal Lucas Moyano, a quien el hombre que hoy martes se encadenó apunta también como uno de los responsables del supuesto armado de la causa en su contra.

El hallazgo de las flores de marihuana se tradujo ese día en que el hombre que se encadenó en la puerta del Palacio de Justicia de Azul fuera notificado de la formación de ese sumario penal por una supuesta infracción a la Ley 23.737, para quien se ordenó su aprehensión en ese entonces "por considerar que la proporción de estupefacientes encontrada en su poder es superior a la permitida para el consumo personal", se mencionó en el reporte dado a conocer este martes desde la DDI Azul sobre lo que había sido el procedimiento llevado a cabo en mayo del año pasado.

También se informó que a la balanza secuestrada el hombre que fuera arrestado aquel día la tomó desde una mesa donde estaba y la arrojó al piso, "provocando su rotura y obstruyendo así el correcto desarrollo de la diligencia respecto a la realización de la cadena de custodia de los elementos secuestrados".

Al día siguiente de que fuera arrestado, Hernán César Adrián recuperó la libertad, mientras se continuaba sustanciando ese sumario penal donde figura aún imputado por una presunta infracción a la llamada ley de estupefacientes.

 "Me robaron, me hicieron de todo"

En el diálogo mantenido este martes con "Tiempo de Radio" mientras llevaba a cabo la protesta en tribunales, Adrián señaló al fiscal Moyano y a los policías de la Sub DDI de Olavarría como los responsables de esa persecución que -según afirma- viene sufriendo. La situación por la cual después, contó también, radicara esa denuncia que está en la UFIE.

"Hubo impunidad. Me robaron, me hicieron de todo. Y tengo la denuncia, pero no hacen nada. Ahora estoy encadenado acá porque ya no sé qué hacer. De Olavarría me mandan para acá y de acá para Olavarría. Me armaron una causa por venta de estupefacientes y otra por una asociación ilícita por unos robos, pero nada que ver porque yo no conozco a nadie en esa causa", sostuvo.

Sobre aquel allanamiento en su domicilio, dijo que el procedimiento se hizo solamente porque una vez "hablé por teléfono con una persona que tiene antecedentes".

Durante la charla con el programa "Tiempo de Radio", insistió con que es víctima de una "persecución policial"; y señaló como evidencia de esa situación los varios allanamientos que le han hecho. Tanto en su actual domicilio como en otros anteriores, lugares donde "me rompieron todo en dos o tres oportunidades".

Según expresó, esos procedimientos no fueron porque él haya estado involucrado "en un robo o vendiendo estupefacientes".

"Fue de casualidad lo que me encontraron -dijo sobre el allanamiento que en mayo del año pasado derivara en esta protesta que hoy hizo- y me armaron una causa por venta de estupefacientes".

También pidió que le restituyan los cuatriciclos y la computadora secuestrados en el allanamiento del año pasado, por considerar que no tienen relación con los hechos investigados, acusando al personal policial de haberle robado esos elementos.

"Quiero que me devuelvan todo lo que me llevaron. Me llevaron computadoras, me secuestraron de todo. Sin la computadora no puedo trabajar. Yo hago cursos online para reparar los cuatriciclos y venderlos y hacer las chapas de vintage. Los cuatriciclos me los llevaron igual, por lo que también vine a pedir que me los devuelvan", declaró.

"Me elevaron a juicio una causa armada" insistió para luego afirmar que piensa seguir protestando de esta manera "el tiempo que sea necesario".

"De acá me voy a encadenar al juzgado de Olavarría y también al municipio. Estoy así hace ya más de un año", declaró sobre su situación y a la espera de que alguien le dé una respuesta.

"Ya no sé qué hacer, por eso tuve que recurrir a esto. Espero justicia", expresó finalmente.

FUENTE Y FOTO: https://www.diarioeltiempo.com.ar 

Te puede interesar