Una investigadora de la Facultad de Sociales realiza un postdoctorado en España

Comunidad 11/08/2021
La Dra. María Eugenia Conforti se encuentra radicada en la ciudad de Burgos, desde donde realiza una investigación sobre el rol de la comunicación pública en la gestión de los Yacimientos Arqueológicos de Atapuerca.
conforti2
conforti2

La investigadora y docente de la Facultad de Ciencias Sociales y la Unidad Ejecutora INCUAPA-CONICET, Dra. María Eugenia Conforti, se encuentra radicada desde julio en la localidad de Burgos, España, con el objetivo de estudiar el rol de la comunicación científica en la puesta en valor del patrimonio arqueológico, y más específicamente sobre los Yacimientos de Atapuerca, en el marco de una beca externa postdoctoral para jóvenes investigadores del CONICET. La dirección está a cargo del Dr. Juan Carlos Díez Fernández-Lomana, del Laboratorio de Arqueología Prehistórica, Facultad de Humanidades y Comunicación, Departamento de Historia, Geografía y Comunicación, Universidad de Burgos

El objetivo de la investigación de la Dra. Conforti es analizar las percepciones que los diferentes agentes vinculados a la investigación, administración y comunicación de los Yacimientos Arqueológicos de Atapuerca poseen respecto de los mecanismos de comunicación pública de la ciencia llevados adelante históricamente sobre este sitio patrimonial, que en el año 2000 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Desde el año 2014 la Dra. Conforti trabaja de manera sostenida en la investigación de los yacimientos de las sierras de Atapuerca junto al equipo de Prehistoria de la Universidad de Burgos, España y del Programa PATRIMONIA dependiente del Instituto de Investigaciones del Cuaternario Pampeano (INCUAPA – CONICET) con sede en la Facultad de Ciencias Sociales de la UNICEN.

Ese año realizó una primera estancia postdoctoral en Burgos donde trabajó en torno a la comunicación pública de Atapuerca pero centrada en las comunidades locales y en los diferentes públicos. “En ese momento hice una investigación vinculada con las comunidades aledañas a los yacimientos y cómo fue el impacto de la patrimonialización a escala internacional con la declaración de la UNESCO, en el uso y en la significación que tenían estos yacimientos para los pobladores locales, se trata de localidades muy pequeñas”, explicó la Dra. Conforti.

En tanto, en la estadía de cinco meses que se extiende hasta noviembre próximo el objetivo es estudiar “la vinculación de la comunicación pública y el patrimonio desde adentro, desde donde se construye todo ese relato que circula socialmente y que tiene una visibilidad muy fuerte tanto a escala local, nacional e internacional”.

Durante el primer mes de estadía participó de forma activa de las excavaciones que se realizaron en 10 yacimientos arqueológicos abiertos este año que se encuentran en las sierras de Atapuerca, periodo en el que además el sitio cobra gran protagonismo porque aumenta la cantidad de visitas de turistas y convoca a medios de comunicación de España e internacionales, para realizar su cobertura expectantes de sus hallazgos. Interactuó así con un centenar de investigadores y realizó varios registros con el fin de relevar opiniones y actitudes respecto de la actividad de socialización del conocimiento científico.

“La permanencia en el campo a lo largo de los días me permitió además observar los vínculos que se establecen entre los investigadores y los distintos tipos de públicos que circulan por los yacimientos en período de campaña de excavación”, explicó la Dra. Conforti.

Además, estableció lazos con periodistas y comunicadores/as tanto del interior del Sistema Atapuerca Cultura de la Evolución (SACE) como de medios y organizaciones externas, locales, nacionales e internacionales, que realizan un seguimiento cercano del proceso de investigación que se lleva adelante en Atapuerca y colaboran en su socialización. Se incluye además en el estudio de la investigadora olavarriense el análisis sobre lo que ha significado la situación de pandemia global por el COVID-19 y las implicancias en los procesos de gestión y comunicación en los yacimientos.

El sistema de comunicación

La Dra. Conforti reflexionó sobre el sistema de comunicación de Atapuerca, acerca de lo que consideró que se trata de “una comunicación que está muy planificada, que está organizada institucionalmente, donde todo está cuidadosamente diseñado en función de los objetivos públicos del proyecto”.

La investigadora de la FACSO explicó que “la comunicación pública de la ciencia es uno de los pilares que sostiene el sistema de Atapuerca” y en ese marco otro de los objetivos de su estadía es interactuar con los gestores que diseñaron el sistema y lo llevan adelante en las administraciones de cada una de las organizaciones que forman parte del SACE directa o indirectamente, con el fin de estudiar cuáles han sido sus representaciones o significaciones en la construcción de este modelo de gestión, iniciado a fines de la década del ‘80, en el que, de acuerdo a su estudio, la comunicación pública de la ciencia es uno de los pilares fundamentales.

En este marco, la Dra. Conforti analizó que “no es tan común encontrar otras experiencias de gestión del patrimonio arqueológico con tanta impronta en la gestión de la comunicación. No es lo mismo pensar la comunicación como una dimensión más que se maneja espontáneamente, a pensarla en su complejidad a través de todo un sistema de gestión de la comunicación que articula al menos diez organizaciones base a diferente escala local, regional y nacional”.

Te puede interesar