La Súper Banda de los Súper Mejores Amigos: cuando a la música la sostiene la amistad

Comunidad 20/07/2021 Por Primera Info
Un grupo de amigos que nació al mismo tiempo que su proyecto musical. Afirman que la amistad es responsable de todo lo bueno que les pasó desde sus comienzos en 2015 y que ni la banda ni su vínculo tiene fin. En diálogo con Primera Info contaron las mejores anécdotas de "la banda de sus vidas".
Super Banda 2
Super Banda 2

Por Mercedes Fariña

La Súper Banda de los Súper Mejores Amigos tuvo su origen en 2015 en los salones del Conservatorio de Música de nuestra ciudad. Esteban “Tata” Gargiulo, guitarrista y cantante, notó que por primera vez en su vida tenía amigos músicos y le hacía ruido que aún no hubiese surgido algún proyecto en conjunto. 

La propuesta fue un asado, con la particularidad de que la temática recurrente era la música. El primero en "coparse" con armar una banda fue Marcos Gainza con su guitarra y su voz, según recuerda el Tata y mientras surgían ideas en el calefactor de un aula del “Conser”, entró Lucas Vilela, diciendo que él sabía tocar la batería. La formación se consolidó con Sebastián “Chino” Rodríguez en percusión y Santiago Bongiorno en bajo. 

Inicialmente querían hacer covers de la banda Rage Against the Machine pero, como fueron desarrollando a través de anécdotas graciosas y otras que mejor no contar al lector, todo aquello que planeaban nunca lograba ejecutarse. Según sostuvieron, "la banda funciona en caos". Tal como la vez que fueron a Tandil a grabar su disco y a mitad de camino en pleno invierno se les rompió una ventanilla del auto y luego de grabar el material la computadora del estudio no funcionó más.

Sin ir más lejos, primero nació la banda, enseguida consiguieron la primera fecha para tocar en vivo y una semana antes del evento comenzaron a crear temas propios entre todos. Para esa primera presentación “vendimos entradas como si fueran rifas” recuerda el Tata y eran tantas que el dueño del bar -el viejo y querido Tonga's- “salió corriendo a comprar birra para la cantidad de gente que confirmó que iba a ir”.

La venta de entradas y cualquier actividad de la banda se hacía sabiendo que lo que los unía, antes que la música, era la amistad. “La amistad se armó al mismo tiempo que la banda” explicó el Chino.

Este grupo de amigos se dio cuenta rápidamente de que podían ser directos, incluso crudos, al hablar del aspecto musical de su nuevo proyecto y aún así del otro lado no había ofensa, sino empatía.

La última vez que tocaron en vivo fue en 2019, para el Día del Amigo como no podía ser de otra manera “y hace mil años que no tocamos” dice Marcos. Pero a los cinco les ocurre el mismo fenómeno: su banda de cabecera es la Super, durante la pandemia compusieron canciones para tocar juntos y aunque no se presenten en vivo, “no nos podemos ir”. 

En este punto mencionan a "El Proyecto Deambulante", que también integraba Marcos y "Plasmania", el proyecto paralelo de Santi. Bandas hermanas formadas por amigos, tan amigos que compartían fechas y escenarios cada vez que podían.

Super Banda 1

Santi se fue a vivir al sur y Lucas a Mar del Plata. Sin embargo, “cuando viene Santi de El Bolsón decimos 'sale una fecha' y capaz tocamos sin ensayar o componemos por Zoom, pero primero que nada están las ganas de vernos”, cuentan Marcos, Tata y el Chino, que coinciden en que la única manera de tocar sus canciones es estando los cinco juntos y sería imposible reemplazarse.

Ser amigos no solamente definió el carácter de la banda, sino el hecho de que perdura. “Vos sos su amigo y querés tocar con el, si eso se lo transmitís a los demás, tenés banda para rato”, sostiene el Tata.

Pero la amistad parece ser el hilo conductor en todo lo que les ha sucedido desde 2015 hasta hoy. En el Conservatorio, por ejemplo, usaban una de las salas con batería para ensayar y docentes hacían las veces de público, tanto allí como en las posteriores fechas en bares y espacios culturales.

Cuando fueron a grabar su disco a Tandil se quedaron durante una semana en la casa del dueño del estudio “y empezó a usar nuestros códigos internos, se creó un amigo más, hasta su cara está en la tapa del disco” cuenta Marcos.

Super Banda 3

De esa manera sus amigos de toda la vida empezaron a ser parte, participando en videos de la banda, yendo a las fechas y hasta disfrazándose de Batman para leer un libro arriba del escenario en el evento “Un amigo para tu amigo”, fecha en un bar de la ciudad donde la entrada y el disco eran dobles y todos debían concurrir con un amigo o amiga. La entrada se cortaba en dos, así como el CD y cada uno se quedaba con una parte. 

Los chicos sostienen que la Super Banda de los Super Mejores Amigos tenía llegada, a la gente le gustaba, “pero no supimos capitalizarlo, estábamos más preocupados por juntarnos a comer un asado”, reflexionan, luego de recordar cuando JAF comentó su disco en un vivo a través de Instagram.

El primer disfrute es ser amigos y encontrarse sobre el escenario, ya sea en un bar o en un acto de egresados de Jardín de Infantes en Espigas. Comienza la anécdota el Tata: “Armábamos sonido y yo veía cabecitas sentadas como indiecito y pensé 'nosotros decimos mierda cada dos palabras, ¿Qué hacemos?”. “Decimos 'tierra'”, termina el Chino.

Las historias de la banda terminan en risas, pero también hubo peleas y momentos duros, procesos individuales difíciles, pero el sentir de todos coincidía en “no hay otro lugar donde yo quisiera estar para recibir malas noticias que con ustedes”.

La historia de la Super, como las buenas amistades, no tiene fin. “Siempre surge algo y tenemos ganas de vernos”. Los tres afirmaron que en el ámbito musical primero hay que ser amigos y después construir sobre eso. “Ahí tenés una banda para siempre. No una banda que la va a pegar, pero vas a tener la banda de tu vida”.

Te puede interesar