Se cumple hoy el 143º aniversario de la fundación de Colonia Hinojo

Comunidad 05/01/2021 Por Primera Info
Una historia que comenzó en 1878. Colonia Hinojo es la “colonia madre”. Llegaron los primeros colonos, los alemanes del Volga, y el gobierno del Dr. Nicolás Avellaneda les cedió tierras, herramientas y víveres durante un año para que se instalaran. Desde aquellas peleas con los indios a este presente pujante, con las costumbres firmes que se trasladan de generación en generación. Esta es su historia:

Se cumplen hoy 143 años de la fundación del primer asentamiento de alemanes del Volga en la Argentina, ya que llegaron El 5 de enero de 1878 a Colonia Hinojo, y después fueron viniendo muchos más para ubicarse en Hinojo, Colonia Nievas y Colonia San Miguel, al menos en el centro de la provincia de Buenos Aires, mientras que los que llegaron después se instalaron en la zona de Coronel Suárez (llamado antes “Sauce Corto”). FOTOS: ARCHIVO.

De esa manera, se puede decir que Colonia Hinojo –tal como dijo siempre Cholo Heim- es la “colonia madre”, ya que allí llegaron los primeros alemanes del Volga, y el primer asentamiento estuvo –precisamente- a unos dos kilómetros de lo que hoy es la localidad que cada año (aunque en 2021 no pudo festejar debido a la pandemia) hacen sus grandes fiestas como la Kreppelfest (que reúne a miles de personas, que inclusive vienen de otras ciudades de la región) y la religiosa Kerb, y que cuenta con un colegio inclusive (Colegio Privado Santa Teresa, en sus tres niveles), siendo una localidad siempre pujante. Las costumbres (religiosas, gastronómicas e inclusive el idioma) se fueron trasladando de generación en generación.

Es que donde está el monolito, donde cada año van los alemanes del Volga a hacer un homenaje, es donde se instalaron por primera vez: para aquellos que quieren saber dónde está, hay que explicar que cuando se llega a Colonia Hinojo, en lugar de continuar por la Avenida de los Fundadores hay que doblar hacia la derecha (por camino de tierra, la prolongación de la calle Unión) unos 2 kilómetros, y allí está el mítico y emblemático lugar donde resalta la piedra fundamental.

CH10 (2)

De tal manera, este martes 5 de enero va un reconocimiento a los pioneros, a este pueblo que emigró dos veces. En los primeros años se vieron constantemente amenazados por los ataques de los indios que dominaban la zona, por lo que eran tiempos muy duros para sobrevivir. Es que en 1875 el presidente de la República Argentina, Dr. Nicolás Avellaneda, ilustre patricio y ejemplar gobernante, miraba con clara visión el porvenir de la nación y dentro de los grandes planes económicos y sociales que afrontó con patriótica dedicación, se encontraba el deseo de extender las poblaciones y fundar nuevos centros, aprovechando la importante inmigración europea.

CH12 (2)

Así fue que el doctor Avellaneda, por intermedio del ministro del Interior, se dirigió a los gobernantes de las provincias incitándolos a preocuparse por el problema inmigratorio y la necesidad de fundar pueblos. La idea expuesta por el presidente argentino constituyó un programa de colonización y distribución racional de la población, evitando que la inmigración se acumulase en determinadas ciudades donde por falta de industrias y salarios podía engendrar graves problemas sociales.

Las activas gestiones del presidente y del comisario del Departamento General de Inmigración, Juan Dillon, en el sentido de que el gobierno bonaerense diera ubicación a un contingente de familias de origen ruso-alemán, que desde Brasil deseaban emigrar a los países del Plata, dieron por resultado la fundación de estas colonias. La primera se llamó Santa María, hoy Colonia Hinojo.

El Poder Ejecutivo remitió el mensaje con el proyecto de ley, el 10 de octubre de 1877, creando las colonias de Olavarría, haciendo constar que cada familia de las primeras que llegasen –que ya estaban en viaje- necesitaba materiales para un rancho, mantención durante un año, animales, instrumentos para la labranza y semillas. Y las que llegasen después pedirán únicamente la tierra a bajo precio y pagadero a largos plazos.

CH6

Todo eso exigiría erogaciones que se habían calculado en más de 600 pesos fuertes por familia, de los cuales correspondían 200 a contribución nacional. La ley fue aprobada por la Cámara de Diputados el 26 de octubre y por el Senado el 9 de noviembre del mismo año. El gobierno promulgó la ley el 10 de noviembre de 1877.

La ley destinó para las colonias las 16 leguas cuadradas del partido de Olavarría y la tierra pública del Arroyo de Nieves, reservando una tercera parte para venderla a familias argentinas o de otras nacionalidades en las mismas condiciones que a los colonos ruso-alemanes.

Los primeros pobladores

Datos fidedignos nos permiten asegurar que el 24 de diciembre de 1877 desembarcaron en el puerto de Buenos Aires los que iban a ser los primeros pobladores de la Colonia Santa María de Hinojo, que así fue denominada la primera colonia creada dentro del partido de Olavarría.

Este contingente se componía de las siguientes personas y sus familias: José Gisler, Andrés Gisler, Miguel Gisler, Jorge Fischer, Jacobo Schwindt, Pedro Pollak, José Simón, Leonardo Schwindt y Juan Schamberger, acompañados por sus esposas e hijos. El grupo de familias lo componían 59 personas. Inclusive, se conservan algunos testimonios de esa primera época, como un breve manuscrito que José Gottfrit encontró en la iglesia local.

CH3

Viaje en ferrocarril y en carretas

En aquella época el ferrocarril sólo llegaba hasta Azul, por lo que utilizaron ese servicio y llegado al punto terminal de las vías se propusieron efectuar el trayecto hasta las tierras prometidas en carreras, pues las mismas se encontraban a 35 kilómetros más al sur, es decir en Olavarría. En carreras tiradas por bueyes, efectuaron el recorrido llegando al punto elegido el 5 de enero de 1878, alojándose primeramente en carpas.

El primer intendente

El 12 de noviembre de 1877 el Poder Ejecutivo designó una comisión directiva encargada de dirigir los trabajos de creación d elas colonias, que estaba formada por Eduardo Olivera, , Juan Dillón (h), Manuel Avasagasti, Belisario Roldán y Blas Dhers. Para intendente fue nombrado Enrique Curth, o Walder Kurt, un ciudadano suizo-alemán que entendía el idioma alemán y también castellano, con un perfecto entendimiento con los inmigrantes y así se consiguió levantar las primeras viviendas.

En mayo de 1878 llegó otro grupo de 40 familias y en abril del mismo año un tercer grupo con 17 familias. El Estado les donó cada una tres bueyes, tres caballos y algunas herramientas de labranza, así como los víveres por un año.

CH1

Los primeros años

Momentos difíciles vivieron los pobladores en los primeros años de vida en su nuevo territorio. Por falta de comunicaciones debían hacer viajes a Azul para la compra de los víveres, desafiando así a los indios, ya que los malones intentaban asaltarlos.

A fines de 1877 no había quién se atreviese a poblar los campos de Olavarría –decía un informe de la época-, ya que los indios habían sido expulsados un año antes y se tenían sus venganzas, pues todavía sus partidas penetraban hasta las inmediaciones de la Colonia. Inclusive, desde 1878 hasta 1879, esa expulsión de los pueblos originarios en esta zona se hizo más firme cuando estuvo a cargo del ministro de Guerra de la Nación, Julio Argentino Roca.

En esa situación fueron los primeros grupos de colonos ruso-alemanes, bajo la dirección del intendente Enrique Curth, que con energía y perseverancia lucharon para extender la colonia sembrándose 230 fanegas de trigo, 60 de maíz y 4.000 arrobas de papas. La Colonia se afianzó en el trabajo y continuó año tras año aumento su población.

CH2

Desvío hacia el norte

La Colonia de Hinojo se fundó a orillas de un arroyito de nombre Arroyo Nieves, pero por varios motivos se trasladó más tarde a 3 kilómetros hacia el norte, en donde se encuentra en la actualidad. Inclusive, entre los primeros colonos a la propia Colonia Santa María le decían Kaminka (homenajeando, de alguna manera, a su aldea de origen europeo. También los libros dicen que era Kamenka, con “e”, aunque algo de eso tiene que ver la pronunciación, para pasar luego a ser Colonia Hinojo).

CH11

Dos prestigiosos pobladores

Dentro del valeroso grupo de primitivos pobladores se destacaron por sus afanes al trabajo y por rodearse de una buena posición, a la vez de inculcar a los suyos el espíritu de labor y prosperidad. Y ellos fueron los señores Jorge Fischer y Jacobo Schwindt, los pobladores más viejos que realizaron viajes muchas veces a pie hasta Azul para tratar, sobre todo, los problemas de colonización con el representante del gobierno, W. Kurt.

Don Jorge Fischer, otro de los fundadores de la Colonia y hombre de grandes iniciativas, falleció en el año 1906 a la edad de 80 años. Don José Gisler, uno de los primeros fundadores de Colonia Hinojo, falleció en el año 1892 y sus descendientes forman núcleos prestigiosos dentro de la progresista localidad. (Fuente: alemanesdelwolga.com.ar)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Te puede interesar