Laprida: secuestran cámaras y podrían pedir nueva autopsia en el caso de la joven muerta en una comisaría

Policiales 10/06/2022 Por Primera Info
Continúan las movilizaciones en Laprida para pedir justicia por la muerte de Daiana Abregu en un calabozo de la comisaría, mientras la fiscalía secuestró las cámaras de la dependencia policial y la familia no descarta pedir una nueva autopsia al cuerpo de la joven de 26 años.
Comisaria-Laprida

La familia de Daiana, que era madre de un niño de 9 años, sospecha de la participación de la Policía en su muerte y de hecho la madre dijo en los medios que “a mi hija siempre le pegaban en la comisaría y acá se pasaron de rosca”.

Según la versión policial la joven se habría ahorcado con una campera de jean alrededor de las 15 del domingo. María Laura Abregu contó en la prensa local que los policías le comunicaron que su hija había sido detenida por una pelea con otra joven, aunque la versión oficial habla de “una contravención”.

Uno de los planteos de los familiares y que causa mayores dudas es que recién avisaron del hecho alrededor de las 18 del domingo, unas tres horas después que hallaran a la joven muerta.


En tanto, al grito de “justicia” y “Daiana presente ahora y siempre”, la localidad de Laprida ya vivió al menos tres marchas por Daiana Abregu, en las que se convocaron muchísimas personas.

“Mi hermana ya no está, mi sobrino ya no tiene a su mamá, pero queremos que esto no quede en la nada”, expresó a Laprida Noticias una hermana de Daiana antes del inicio de una de las movilizaciones, ocurrida en el día de ayer, que culminó con la quema de cubiertas frente a la dependencia policial. La mujer refirió: “Queremos solamente la verdad por mi hermana y queremos que paguen los que tengan que pagar. Si fueron estas chicas o no, la verdad no las conozco y no lo sabemos, pero si fueron ellas las negligentes, las asesinas, que lo paguen”, en referencia a las efectivos policiales que estaban en la Estación de Policía Comunal de Laprida cuando murió Daiana, una de las cuales fue desafectada por la Auditoría General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense.


De acuerdo a las primeras pesquisas, que fueron coordinadas por el fiscal olavarriense Christian Urlézaga y el ayudante fiscal de Laprida, Alejandro Braga, Daiana falleció producto de un paro cardíaco por asfixia mecánica, y la principal hipótesis es que la joven se ahorcó con una campera atada a una reja. Dado que en el ojo de la tormenta se encuentra el rol de los policías lapridenses, el martes último se resolvió el trasladado de la causa a la Fiscalía Especializada en Violencia Institucional y Delitos Carcelarios del Departamento Judicial de Azul.

Dicha dependencia es coordinada por el doctor Ignacio Calonje, quien ayer viajó hasta Laprida para reunirse con los funcionarios judiciales, oportunidad en la que además estuvo junto a María Laura Abregu y Roberto Palahy Arias, los padres de Daiana. También participaron los abogados Sergio Roldán, de Olavarría, y Pía Dufau, de Laprida, quienes se constituyeron en la figura de particular damnificado.

Se investigan las circunstancias que llevaron a la muerte de la joven en el calabozo y entre las medidas adoptadas se mencionó que el fiscal Calonje ordenó el secuestro de las grabaciones de las cámaras de seguridad de la Estación de Policía Comunal.

El caso fue caratulado en forma provisora como “averiguación causal de muerte”. Se espera que en las próximas horas comience a tomarse testimonio, en primer lugar, a los cuatro efectivos policiales que estaban en la comisaría cuando Daiana murió. 

Te puede interesar