Messi y su asimetría con lo que cuestan los políticos argentinos y el gremio privilegiado

Política 31/01/2021 Por Primera Info
COMENTARIO POLITICO DE LOS DOMINGOS. POR ROBERTO PEÑAYOS. Al final, el rosarino es mucho más barato que lo que les sale a los argentinos mantener a los políticos y a sus familias. Por lo menos Messi banca la suya con su propia plata. La opinión de un catalán sobre esta asimetría que deben padecer los argentinos. A La Cámpora no la querrían ni ver en algunos distritos.
POLITICA
POLITICA

El mundo conoció hoy el monto por el que firmó Lionel Messi con el club Barcelona. El rosarino habría cobrado 555 millones de euros (por un contrato firmado en 2017 hasta junio próximo). Una enormidad, pero si se quiere no tanto con lo que cobraron legal o ilegalmente Néstor y Cristina Kirchner (y los casi 2 millones mensuales que sigue cobrando) y Lázaro Báez durante los ocho años que estuvieron en el gobierno.

Y eso sin contar con el “vuelto” de 9 millones de dólares que José López pretendió guardar en una caja de seguridad o en una financiera franciscana de General Rodríguez, supuestamente manejada por una monja de 90 años que pilotearía desde la cama y podría responder a la cúpula eclesiástica presuntamente representada por algún obispo de la zona.

Si a ello le sumamos lo que traficó Franco Macri, Manzano y algún socio de la Séptima, el resultado es que a Messi habría que darle algún plan social por sus magros ingresos.

Dejamos lo que se llevan anualmente los políticos y gremialistas afuera, porque si no al diez argentino habría que mandarlo a un comedor comunitario o a un merendero barrial.

Por lo menos el genio argentino le da al mundo un goce estético todos los domingos y desde hace quince años seguidos, pero todos estos actores (y lo son por su grado de simulación) sólo han generado broncas, irritaciones y frustraciones para todos los argentinos.

Y encima hay que seguir pagándoles con fondos públicos.

Este párrafo se lo mandé un amigo catalán para que me diga si no se me estaba yendo la mano con la comparación, pero Patxi respondió de inmediato: “Qué va, hombre. Joder!!!. Y me tomas en un momento de mucha cabronada porque estamos encerrados, sin vacunas y no puedo ver a mi novia de Lyon porque no me dejan entrar...Ahora mismo estoy haciendo los últimos trámites para el viaje que seguramente no podré hacer. Menos mal que hoy juega Messi y me hace olvidar de todo...”.

Así me contestó y con esa firmeza mezcla de bronca y consuelo estético a la vez.

Messi es barato

Cuando miro lo que pasa en Olavarría veo una especie de metáfora de estos privilegios que tienen políticos y gremialistas. Por ejemplo, el gremio mercantil habría conseguido vacunas a través del diputado, amigo del concejal, con quien ya arreglaron la lista para las legislativas.

MESSI

El CECO habría tenido ese privilegio para todo su personal pese a que la enorme mayoría de los empleados (por no decir todos) son menores a los 60 años y sin tener en cuenta si tenían o no patologías preexistentes. Pero, el Faraón sigue imperando ahora con su nuevo aliado, César Valicenti.

El diputado provincial pondría a Guillermo Santellán como número uno para que renueve su banca y a su mujer, Mercedes Landívar, como segunda en la nómina seccional. Por lo tanto, si no sale elegida -que sería lo más probable- se queda en el Concejo Deliberante.

Hay funcionarios políticos que vivieron de la política todo el siglo veintiuno. Cuando debí emigrar a España ya lo estaban haciendo, y también cuando regresé a la ciudad. Estos sí que se quedaron como se solía decir después de la dictadura, pero cobrando.

Juan Manuel, Alicia, José María, Liliana... y tantos más. Y la lista continuará con otros que hoy cobran como asesores, como Einar Iguerategui que está haciendo un curso con Liliana Schwindt para aprender los secretos de cómo hacer para seguir cobrando como diputada haciendo nada.

Ahora, a La Cámpora se le están yendo todos. El mismo Gustavo Cocconi le habría planteado a Valicenti que no aparezca por Tapalqué porque “me vas a hacer perder las elecciones...Entonces, ni te aparezcas por acá”, le habría advertido el intendente de esa ciudad.

Con César a la cabeza, el último que apague la luz. Lestelle ya los cruzó duramente, a lo Ruggeri, antes de entrar al área y, seguramente, antes de extinguirse van a aprovechar todas las vacunas para su propia clientela. O se las van a dar todas con el jefe de la Región Sanitaria IX. A propósito, ¿para cuándo el dictamen de la Justicia sobre lo que pasó en Oncología con las dosis perdidas? ¿Se tomó vacaciones la fiscal como lo hizo Viviana Fein cuando el cuerpo de Nisman todavía estaba calentito?

Te puede interesar