Van a viajar desde Ushuaia hasta Alaska en un Chevrolet ´40, el sueño a cumplir que tienen Nahuel y Florencia

Son de Avellaneda y Nahuel Rodríguez siempre fue fanático de Juan Manuel Fangio, aunque de mecánica sabe poco y nada. Pero hace unos meses decidieron emprender esta travesía que les llevará cuatro años, o quizá más, para recorrer miles de kilómetros junto a su pequeño hijo de 4 años. Este fin de semana estarán en Olavarría y el martes emprenderán el viaje hacia el sur, para después apuntar hacia Alaska. Una linda historia que recién comienza.

Comunidad 31/03/2024 Primera Info Primera Info
ALASKA 40

POR DARIO FARIÑA. El proyecto (de vida, podría decirse) se llama Alaska 40. El objetivo de esta familia de Buenos Aires es unir Ushuaia con Alaska en un Chevrolet modelo 1940. Parece una utopía, quizá, pero es el sueño de Nahuel Rodríguez, un pibe de Avellaneda, de 32 años, hincha de Independiente, que tiene el respaldo de su esposa Florencia Visconti. Y allá irán, junto con su hijo Carlitos (4).

tn_IMG_20240330_190505556

Quizá este viaje les lleve tres años, cuatro, o quizá cinco. No lo saben. Sólo saben que tienen ese objetivo y que quieren cumplirlo sí o sí, por más obstáculos que se les presenten en el camino, que es muy largo por cierto. Pero el sueño puede más, las ganas también, y quieren llegar hasta Alaska: Nahuel para repetir alguna proeza de su ídolo, Juan Manuel Fangio, y Flor para ver una aurora boreal.

Este sábado Nahuel habló con Primera Info para contar cómo había surgido esta idea, cómo armaron todo para iniciar esta travesía de miles y miles de kilómetros, y cómo se preparan para subirse al Chevrolet ´40 (color verde claro, que lleva el número 26), juntar paciencia para viajar tranquilos, ir disfrutando el viaje, conociendo lugares y gente, y llegar hasta Alaska.

tn_IMG_20240330_184250418

Este sábado pudimos hablar con Nahuel y Florencia en la casa de Arnoldo Fernández, otro fanático olavarriense de los autos antiguos. Arnoldo tiene también un Chevrolet ´40 (hermoso e impecable, color dorado) con el que hace muchos viajes por distintos lugares de la Argentina y la gente lo para en la ruta, se sacan fotos con él y su esposa Nora, y con el auto por supuesto, por lo que del tema sabe bastante.

Y fue Fernández quien contactó a Nahuel, ya que se había enterado por su hijo Juan Manuel, más allá de que hace muy poco se emitió una nota en TN respecto de esta travesía que harán Nahuel, Florencia y Carlitos, quienes mañana lunes estarán en la plaza “Coronel Olavarría” exponiendo el auto y vendiendo gorras y remeras para financiar el viaje, pero ya desde Azul a Olavarría tardaron cuatro horas porque todos querían saludarlos y sacarse fotos. Así que tenían mucho para contar.

tn_IMG_20240330_184311578

¿Cómo es la travesía que comenzaron y por qué en este auto?

Yo te cuento lo que es mi sueño. Nosotros salimos de viaje hace poquito, en un Chevrolet 1940. Es una réplica del auto de Juan Manuel Fangio. Con él gana su primera carrera en el automovilismo que fue el Gran Premio Internacional del Norte que unió Buenos Aires-Lima y vuelta a Buenos Aires. Nosotros quisimos replicar ese auto porque yo soy un enamorado del automovilismo del pasado, así que quisimos traer esa historia a la vida otra vez y cumplir el sueño nuestro, que es unir Ushuaia con Alaska.

¿Cuándo salieron?

Salimos el 16 de marzo desde Paseo Fangio, en Palermo. Ahí es donde hay un monolito de Fangio con la Mercedes-Benz, con la Flecha de Plata que es el auto más emblemático que él, creo, maneja en su carrera deportiva. Salimos de ahí.

tn_IMG_20240330_183947592

¿Y ahí fueron hacia…?

Pasamos por Azul y ahora en Olavarría. Calculamos que este martes arrancamos nuevamente hacia el lado de Bahía Blanca, pero este lunes por la tarde estaremos en la plaza central. O sea, al viaje vamos a decirle que lo arrancamos recién y hay que llegar hasta Ushuaia, así que tendremos que apurarnos porque de a poco se viene el frío.

tn_IMG_20240330_191418602

¿Y después de ahí, otra vez "para arriba"?

Sí. Otra vez por la Ruta 40. Yo comentaba que la idea nuestra es ir buscando un poquito las huellas de Fangio y las del Turismo Carretera de aquella época, es decir seguir un poco los caminos de los grandes premios. En el año ´42, con este auto Fangio fue hasta Punta Arena. Le fue mal en ese gran premio, pero realmente le fue bien porque llegó. Imaginate lo que era el país en esa época y lo que era el mundo, porque estaba la Segunda Guerra Mundial de por medio. Y en Argentina no había ni combustible ni neumáticos, pero se decide hacer igual ese Gran Premio. Llegaron muy pocos pilotos y a Fangio, por ejemplo, en ese GP se le rompe el block del motor y lo suelda con una pava. Derrite una pava en el block, lo suelda y así puede llegar. Así que nosotros, rememorando todas estas cosas que pasaban en esas carreras queremos llegar hasta Punta Arena, llegar hasta Ushuaia, rememorar ese Gran Premio del ´42 e ir buscando un poquito las huellas de todas estas carreras que fueron emblemáticas para mí, y por esos caminos.

tn_IMG_20240330_184000816

¿Cuánto tiempo creés que te va a llevar esta travesía?

Nosotros podemos poner una fecha en el aire, porque hay tantas incidencias que pasan que son imprevisibles. Por ejemplo, te digo una: salimos el 16 de marzo, estuvimos dos días en la ruta para llegar a Olavarría y cuando llegamos a Olavarría nos enteramos que Florencia tenía dengue. Estuvo seis días internada. Eso nos retrasó. Después también ocurrió algo personalmente: falleció mi padre. Entonces tuve que volver a Buenos Aires, que me llevó gente que me alojó acá en Olavarría a la que les estoy muy agradecido. A todo Olavarría. No a las personas solamente que me alojaron, porque realmente hemos recibido invitaciones y agasajos de toda la gente que nos iba viendo por el camino. El viaje que nosotros podemos estimar es que lo vamos a hacer en tres años o cuatro. Pero en realidad no sabemos porque nosotros no tenemos la economía para viajar hasta allá, sino que la tenemos que ir generando.

tn_IMG_20240330_184008775

¿Cómo hacen para respaldar económicamente un viaje de esta naturaleza?

Vamos vendiendo gorritas y remeras, que son del canal de YouTube que tenemos. La idea también es promocionar eso un poco. El canal de YouTube se llama “Hastalaska40” (con una sola A en el medio). Hoy por hoy estamos subiendo todo lo que fue el proceso de la restauración de este coche, porque recreamos la historia Fangio desde el principio. Compramos un auto original del año ´40 y lo convertimos en un TC, al menos lo que se ve a la vista, ya que en esencia el auto es estándar, es original. Aunque en aquella época tampoco era que se lo modificaba tanto al coche. Y nosotros lo restauramos, lo convertimos en el auto de Juan Manuel, lo pintamos igual, y tratamos de darle una repasada general a la mecánica con un presupuesto bajo. Y así arrancó nuestro sueño. Eso es lo que la gente puede ver hoy en YouTube, la restauración y los primeros kilómetros que hicimos de prueba con el auto. Y después va a ver directamente lo que va a ser el camino y la aventura que va a ser emprender un viaje como este.

tn_IMG_20240330_184018601

¿Por qué y cuándo nace la idea, más allá del fanatismo por Fangio?

Esa es linda pregunta. Nació en una buena charla con mi señora, con Flor. Ella es fotógrafa de profesión y trabajó de fotodocumentalista, entonces tuvo la oportunidad de poder viajar por varios países del mundo. Y me dijo que una de las fotos que nunca había sacado en su vida había sido la de las auroras boreales. Y yo le dije, pero ¿dónde se ven las auroras boreales?... Me dijo...podés verlas en Islandia, podés verlas en el norte de Europa como Dinamarca, también en Alaska. Y ahí fue cuando se me ocurrió una idea genial: ir en auto hasta allá, hasta Alaska. “Vamos a ir, pero en mi auto”, le digo. Y en ese momento yo no lo tenía a este auto, pero sí lo tenía en el corazón. Entonces a mí me hizo click la cabeza, medio que le conté toda la historia a Flor y de ahí para adelante fue empezar a dejar todo lo que teníamos, que no era mucho, pero dejarlo. Porque nos iba a pesar si lo llevamos.

tn_IMG_20240330_191347768

¿Ustedes dónde viven, en Avellaneda?

Vivimos un tiempito primero en San Telmo, cuando Carlitos nació. Después nos volvimos...yo viví toda la vida en Avellaneda. Cuando él nació nos fuimos para San Telmo porque nos quedaba cerca de nuestro trabajo. Después nos volvimos para Avellaneda. Y cuando decidimos que ya estábamos listos, porque…empezó todo al revés el asunto. Nosotros empezamos la restauración del auto por la parte más linda que es la pintura, que sería el final en realidad. Entonces cuando terminamos la pintura y el auto quedó parecido al de Fangio, igualito, dijimos listo, ya está, nos vamos mañana. Y la realidad es que no, no, nos fuimos mañana y ya habíamos renunciado a los trabajos y a nuestro alquiler. Yo trabajaba en el rubro de la informática y Florencia es despachante de aduana.

tn_IMG_20240330_191350883

¿Cómo fue el comienzo del viaje?

No muy bien. Hicimos 50 kilómetros y el auto se empezó a romper todo. Primero se rompió la caja de velocidades, después se rompió el diferencial, después el motor perdía aceite por todos lados. Y el tren delantero estaba todo torcido. Así que estaba sin trabajo y sin alquiler, y dijimos ¿y ahora qué hacemos?...a nuestro trabajo no podíamos volver, nos miramos con Florencia y dijimos “sigamos para adelante”. Yo me empecé a meter en todos los talleres habidos y por haber, a contar mi idea. Y al principio parece medio raro, como que vas y decís, “mirá que yo me quiero ir a Alaska con este auto”. No te dan bola a veces, o te dicen sí, sí, ¿viste?. Pero a medida que vas poniendo espíritu y empujando, vas conociendo también a la gente que te da una mano y te ayuda.

tn_IMG_20240330_191405843

¿Rearmaron toda la situación y le metieron?

De ese momento nos tuvimos que acomodar, empezamos a vivir en Flores en la casa que nos prestó un familiar. Y de ahí para adelante fue hacer changas y restaurar el auto. Todo muy de a poquito y a pulmón, pero sin perder la visión que nosotros teníamos porque estábamos saliendo siempre. O sea, se rompía el diferencial, lo arreglamos y salimos. Y cuando lo arreglábamos se rompía otra cosa. Lo arreglamos y salimos. E iban pasando los meses y terminamos chequeando todo el auto. Pero eso también nos mantenía con ilusión, ya que el hecho de no conocer de mecánica, porque yo no soy mecánico, pero me mantenía con la expectativa de decir, listo, lo arreglamos y salimos. Y así es como fuimos cocinando esto, que no fue de la mejor manera, pero fue como lo pudimos hacer.

tn_IMG_20240330_191359606

También llevás una casilla para tener un lugar para dormir, ¿no?

Claro, porque hay algo que no te conté. Cuando decidimos ir con este auto, que es del año 40, yo dije que no quería un motor del año 60, yo no quiero nada del año 60. El auto es del año 40. Entonces, la idea era respetar la mecánica original del auto. Qué sé yo, tenemos 85 caballos. No sé cuántos le deben quedar, pero ponle que le queden 80, 70, no sé, ¿qué hacemos con 80 caballos?...tenemos que perdonarle kilos. Entonces, buscando, mirando, nos ponemos a ver e investigamos y había una casita rodante que se fabricó desde fines de los 60 hasta los 80, creo, más o menos. La Boyita es una casita rodante argentina que pesaba 350 kilos de fábrica porque era de fibra. Entonces dijimos “listo, eso es ideal para nosotros porque no pesa nada”. Y la compramos, le cambié las ruedas, le puse rueda 13, le modernizamos un poquito el chasis y ahí está rodando con nosotros atrás.

Y ahí van a vivir...

Y ahí vamos a vivir, sí. Así que el equipo completo es el Chevrolet 1940, la Boy, Flor, yo y Carlitos. Hasta Alaska 40.

 

 

Te puede interesar
Lo más visto
RECALDE

Preocupación de los productores olavarrienses si Wesner permite la caza de la liebre en el partido

Primera Info
Comunidad 14/04/2024

El viernes pasado se realizó una importante reunión en Recalde, donde trataron temas como la seguridad, los caminos rurales y la posible apertura de la caza de la liebre en el partido de Olavarría. Hasta ahora no está permitida, se espera que continúe inhabilitada pero temen que Wesner cambie esa regla, lo que originaría situaciones complicadas como robos en el sector rural. Pablo González dio detalles de la reunión.